La noche previa a la apertura del North American Commercial Vehicle Show (NACV) que se llevará a cabo en Atlanta, Georgia sirvió como escenario para que Volker Mornhinweg, responsable de la división de Mercedes-Benz Vanes, develara los primeros detalles de la nueva Sprinter.

La presentación de este producto será durante el primer semestre de 2018, y su imagen exterior establecerá nuevos estándares en la industria para este tipo de vehículos. Tiene impregnada en su concepción los valores de emoción e inteligencia que Mercedes-Benz ha utilizado para definir sus nuevos diseños.

La marca alemana dio a conocer que incorporará avanzados sistemas de asistencia al conductor, servicios de conectividad en conjunto con nuevos sistemas de telemática con lo cual busca la vanguardia en eficiencia de combustible y administración de flota.

Indispensable en este segmento es la posibilidad de configuración como un traje a la medida de cada aplicación por lo que Mercedes-Benz adelanta que habrá un considerable rango de variantes acorde a las necesidades de los clientes.

Estados Unidos es el segundo mercado más importante para la Sprinter, sólo detrás de Alemania. Actualmente, Mercedes-Benz construye una planta de ensamble en North Charleston donde tiene planeado fabricar este producto, con lo cual tendrá una enorme capacidad para satisfacer la demanda del mercado estadounidense. Hasta el momento estas vanes comercializadas en la unión americana son importadas de Alemania.

Sobre 

Ingeniero en Electrónica y Comunicaciones por el ITESM-CEM con Máster en Dirección de Empresas (MEDEX) por el IPADE.