El gobernador Rafael Moreno Valle anunció que se hizo una solicitud a Nacional Financiera para conformar un fondo de garantías, con aportación del Gobierno del Estado y financiar el cambio de unidades.

“Vamos a apoyar a transportistas para cambiar sus vehículos viejos por nuevos, usarán menos combustible, se reducirá la contaminación y van a requerir menos mantenimiento; así los concesionarios pueden tener ahorro y se compensaría el no ajuste al pasaje”, explicó.

Señaló que debido a que el plazo para que una unidad de transporte público circule en Puebla, es de 10 años y 12 al interior del estado, se apoyará a aquellos concesionarios que cuenten con unidades fuera de esta norma para regularizarse.