Ante el incremento del robo de mercancías en las carreteras del país, en lo que va del año las compañías agremiadas a la Asociación Mexicana de Blindadores de Automotores (AMBA), han acorazado más de 150 camiones de carga y se estima que al cierre de año superen las 400 unidades, infoma Ernesto Mizrahi Haiat, Presidente de la asociación.

Al año se protegen 2,500 vehículos -incluyendo ligeros y pesados- promedio en el país, y en 2016 cerca de 150 unidades de carga fueron blindadas. Esa misma cifra es la que reportaron las asociadas a la AMBA tan solo durante el primer semestre de este año, y respecto a la estimación de cierre de año se calcula un crecimiento de aproximadamente 37 por ciento en este rubro.

En entrevista para TyT, el directivo informó que hay una fuerte tendencia en el blindado de camiones que transportan equipos electrónicos, teléfonos móviles, y farmacéuticos. “Antes lo común era blindar camiones para traslado de valores, de reos o antimotines. Hoy existen vehículos acorazados que mueven mercancías o abarrotes, que valen millones de pesos, que no son tan fáciles de detener para robarles, pues además del GPS y custodias físicas o virtuales, van equipados con tecnología runflat en neumáticos y un blindaje en la cabina de alta calidad”.

Detalló que las blindadoras han sumado esfuerzos para reforzar la calidad de sus materiales, con pruebas en laboratorios y certificaciones de nivel mundial. “Es muy fuerte el impulso que se dio este año al desarrollo e investigación para reducir el peso de los vehículos blindados y los camiones no son la excepción, para lo cual los socios de la AMBA destinan hasta 5 millones de dólares anuales en investigación”, refiere el directivo.

Las blindadoras han comenzado a implementar productos opacos, cristales más ligeros y materiales más resistentes, con el objetivo de que los materiales como la fibra de carbono, aramidas, vidrios y el acero disminuyan un 25 a 30% el peso del acorazado, y que puedan detener los proyectiles de rifles calibre AR-15 y AK 47, que es el armamento más común utilizado para el robo de mercancías en tránsito.

“El transportista recurre al blindaje primero, para proteger la vida de su operador y después, porque ciertas aseguradoras lo solicitan dependiendo de la mercancía. Lo que blindamos es exclusivamente la cabina, y los niveles más solicitados son el III, IV y IV Plus, con precios que oscilan entre los 32 y 36 mil dólares para niveles III, y entre 50 y 60 mil dólares para niveles IV y IV plus”, comentó.

¿Qué es blindaje IV?
Se trata de una protección plana y ligera, que no se percibe fácilmente a larga distancia, pero que garantiza un óptimo nivel de seguridad.

Emplea cristales de 32 milímetros, y al ser plano puede ser más barato que el mismo blindaje de un automóvil, por su propia naturaleza ligera, pero funcional.

La parte opaca se protege con acero de 4.7 milímetros, ideal para detener proyectiles de calibre AK-47, el más común en robos de mercancías en carretera.

¿Cuánto tarda en blindarse un camión?
Independientemente del grado y tipo de protección, un camión sale de plantas blindadoras en no más de dos semanas.

Blindadoras, también custodian
Mizrahi, también director general de Epel Blindajes, manifestó que su compañía además ofrece vehículos blindados en renta y venta para custodia de vehículos de carga.

“Ya sea a través del Leasing o arrendamiento, tenemos una cartera que ha sido bien aceptada por nuestros clientes. Desde un día hasta un año, la ventaja de este modelo es que al término del contrato, por ejemplo en tres años, el cliente no tiene que cargar con un vehículo obsoleto blindado, sino que renueva otro contrato con un vehículo moderno, y por tanto eficaz”.

Así, al rentar un vehículo blindado para custodia, se garantiza la llegada de la mercancía de punto a punto.

Datos relevantes:
  • Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el robo a camiones en carreteras aumentó 57% en los primeros cinco meses de 2017, con focos rojos en carreteras de Veracruz, Puebla y Tlaxcala.
  • De acuerdo con la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), la póliza de seguro para un camión subió 200% durante los últimos 18 meses, según el tipo de carga y las entidades de circulación.