Tan solo en el primer trimestre de 2018 se registró un total de 3,346 incidentes de robo a transporte de carga, lo que implica un incremento del 108% respecto al mismo periodo de 2016 y de 65% en relación a dicho lapso en 2017, señaló Víctor Nájera, Gerente de Seguridad Patrimonial de Transportes Monrroy Schiavon (TMS).

En respuesta a esta problemática, TMS ha implementado una serie de acciones para hacer frente a los atracos y cuidar la integridad de los operadores, vehículos y carga que transportan.

A continuación, les presentamos las cinco claves que fundamentan su estrategia de seguridad:

Selección de personal. En este sentido, Nájera comentó que, ante la necesidad de cubrir la carencia de operadores, muchas empresas han optado por contratar personal hasta en tres días. No obstante, el proceso de selección de TMS toma alrededor de 25, tiempo necesario para llevar a cabo la investigación de sus antecedentes, obtener la certificación de empresas externas reconocidas, realizar un estudio socio-económico, exámenes de manejo, pruebas médicas y anti-dopping. Además, la empresa cuenta con un programa en el que los propios colaboradores recomiendan a familiares y amigos.

Establecer un protocolo de seguridad. Es importante definir todas las conductas de actuación que debe seguir el operador desde el momento en el que recibe la carga hasta que la entrega en su destino final.

Capacitación constante. Es importante crear conciencia en el operador de la necesidad de cuidar la unidad, tener una cultura de orden y limpieza, realizar inspecciones previas a cada viaje, manejo a la defensiva, hacer de la prevención un hábito, promover una alimentación adecuada, política antidrogas e inculcar la responsabilidad de cuidar la carga y los documentos que tienen bajo su custodia.

Implementación de tecnología. Hay que apostar por el uso de las herramientas disponibles en el mercado para tener visibilidad de las unidades en todo momento, identificar riesgos, cambios en la ruta, paradas no autorizadas, detección de jammers y la posibilidad de accionar el botón de pánico. Es importante sacarle el máximo provecho a estos sistemas y configurarlos con base en lo que es de mayor conveniencia para la operación de cada empresa.

Trabajo coordinado entre clientes y proveedores en pro de una cultura de seguridad. Víctor Nájera explicó que es necesario que se alcancen acuerdos conjuntos entre las empresas de autotransporte y sus clientes a favor de las horas de descanso de los operadores y del desarrollo de protocolos compartidos para cuidar las mercancías transportadas.

 

Sobre 

Comunicóloga especializada en redacción y publicidad para medios impresos con Máster en Comunicación y Periodismo. Reportera en la revista Transportes y Turismo.