México es un país que por su geografía y estilo de vida de sus habitantes se divide en grandes ciudades y provincias. En tiempos recientes, el flujo de personas hacia las grandes urbes ha crecido a gran ritmo, lo que demanda sistemas de transporte de mejor calidad y con mayor capacidad.

En el marco del 9o Congreso Internacional de Transporte, representantes de entidades de movilidad de Colima, Michoacán, Morelos y Puebla compartieron sus condiciones actuales en la materia, resaltando la importancia de la normatividad, los marcos jurídicos, la renovación vehicular, entre otros elementos, para hacer más eficiente el transporte de las personas.

Gisela Irene Méndez, Secretaria de Movilidad de Colima, afirma que el principal reto en la entidad es detener el deterioro del parque vehicular, que actualmente se compone por 650 de autobuses urbanos y suburbanos.

“En Colima se registran hasta 1,300,000 viajes diarios, con una flota que no se ha modernizado, principalmente por la falta de compromiso de los transportistas. Anteriormente, la autoridad relegaba los temas de transporte a los transportistas, lo que ocasionó un deterioro. Ahora, el principal objetivo de la administración es lograr consensos y renovar”.

Por otra parte, Alberto Vivas Arroyo, Subsecretario de Transportes de Puebla, dijo que el principal reto en su entidad es la evolución del modelo hombre-camión a ruta-empresa. A pesar de que ya cuenta con un sistema BRT y se tienen proyectados nuevas rutas, el área de oportunidad está en la disposición de los transportistas para participar.

Y en un escenario más complejo, Michoacán necesita cambiar por completo su sistema de transporte. De acuerdo con Sergio Adem Argueta, Secretario de Desarrollo Urbano y Territorial de Michoacán, el 70% de la flota del transporte público son taxis, y el resto son unidades de transporte con capacidad máxima para 30 pasajeros.

“En Michoacán tenemos varios retos: el principal es cambiar el modelo de transporte y modernizar la flota. Estamos trabajando en reuniones con los ‘urbaneros’, quienes se han mostrado interesados”.

Quizás el mejor de los casos que en esta ocasión de abordaron es el de Morelos, que de acuerdo con Jorge Messeguer, Secretario de Movilidad y Transporte de Morelos, la proyección de emigrar de hombre-camión a ruta-empresa ha avanzado, con el primer proyecto de BRT en la zona metropolitana. Dicho corredor, abarcará 52 kilómetros con una troncal y cuatro alimentadoras y se busca que nazca con unidades a gas natural.

Finalmente, de acuerdo con Jesús Padilla Zenteno, Presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad, si se quiere avanzar en un transporte más adecuado, la solución está en:

* Apostar más en el transporte público que en la movilidad particular
* Renovar el parque vehicular, apostando por tecnologías limpias y funcionales
* Impulsar un cobro justo acorde a la calidad del servicio
* Desarrollar proyectos de transporte con transparencia
* Cumplir con lo que mandan las concesiones por parte de los transportistas.

De acuerdo con el directivo, aunque no hay una “receta” que garantice la bonanza en la materia, sin duda, estos elementos ayudarán a lograr los objetivos de todos los involucrados.