Con una inversión privada de 120 millones de pesos, el gobierno del estado puso en operación este jueves 40 nuevas unidades de Transmetro.

El banderazo de salida estuvo a cargo del gobernador Jaime Rodríguez Calderón, quien señaló que con estas acciones Nuevo León busca ser ejemplo en la prestación del servicio de transporte público.

“Hoy estamos renovando esto para que los usuarios del Metro estén más seguros, más cómodos y tengan la llegada a su casa y su trabajo de mejor manera”, refirió El Bronco.

Se trata de 40 autobuses modelo K250 IB 4×2 de la marca Scania con carrocería Marcopolo, que  miden 12.40 metros, tienen capacidad de transportar a 110 personas y están configuradas con un acomodo de asientos perimetral en lugar de bancas, lo que representa un 20% más personas que las unidades que existen en la actualidad. “A los usuarios pedirles que los cuidemos, que el autobús es de servicio a la comunidad”, añadió el mandatario.

Anunció además que buscarían la posibilidad de un acuerdo con empresarios del transporte para regresarles las concesiones de transporte público retiradas en algunas zonas y que daban servicio a Ecovía.

“Al final del día todos queremos que los usuarios del transporte lleguen a tiempo a su casa, a su trabajo, se muevan en la ciudad usando menos el automóvil”, manifestó.

Jorge Arrambide, Director de Metrorrey, agregó que las nuevas unidades modelo 2017, cuentan con sistema satelital GPS, barras contadoras de pasajeros, cámaras de video a bordo, aire acondicionado y comunicación vía radiofrecuencia.

Apuntó que se mejorará notablemente el servicio que se presta a las estaciones del Metro, Talleres y Guadalupe, al reducir los tiempos perdidos por fallas mecánicas de los actuales camiones.

Roberto Russildi, Secretario de Desarrollo Sustentable, puntualizó que el Gobierno Ciudadano persistirá en ofrecer mejores productos a la sociedad, con tarifas y costos más competitivos.