Año con año, la falta de operadores calificados para el autotransporte se forma en los primeros lugares de la agenda del gremio. Existen esfuerzos que pretenden hacerle frente a esta situación, sin embargo, el rezago aún es importante.

Por un lado, los esfuerzos académicos de distintas universidades del país han abonado a la capacitación de operadores, despachadores, coordinadores y personal logístico.

Y por otro, la entrega de simuladores y camiones escuela para las empresas de autotransporte también ha puesto su granito de arena para la creación de programas que capacitan constantemente a los conductores.

No obstante, la realidad deja ver también el otro lado de la moneda. Empresas de autotransporte que contratan operadores contra el reloj. Basta que el aspirante haga una maniobra para conseguir el trabajo.

Justo ante esta disyuntiva cobra relevancia el papel de empresas como Recurso Confiable (R-Control), dedicadas a este primer filtro para saber quién formará parte de las filas de una empresa y, más aún, será responsable del camión, la mercancía y el servicio que ofrecen.

Enrique Vázquez, director general de la empresa, explica el ABC para contratar a un operador.

Antecedentes

Uno de los principales rasgos del perfil del operador certificado con R-Control es verificar su actividad laboral de los últimos cinco años. Dónde estuvo antes, qué ha hecho en ese periodo o por qué dejó de trabajar en una empresa son las interrogantes más frecuentes en este primer paso.

Es importante destacar que, en este punto, Recurso Confiable generalmente sabe si el operador está mintiendo u ocultando información. De cualquier forma, uno de sus procesos más importantes es comprobar lo que el aspirante afirme.

Base de residencia

Aunque pareciera una obviedad, muchas empresas contratan a operadores de quienes desconocen su dirección. En este aspecto, Vázquez considera que es fundamental saber dónde contactar al operador prácticamente para cualquier asunto.

R-Control se da a la tarea de visitar el domicilio, preguntar a los vecinos y, en caso de existir, a los familiares que viven con el operador. En muchos casos, la información ofrecida por el operador es falsa o imprecisa. Si un operador no te da su dirección correcta, muy probablemente no sea una persona de confianza.

Conducción

Y ahora sí, no basta con que pueda hacer una buena maniobra que deje ver su pericia. Es requisito indispensable tener vigente su licencia federal.

Aunque suene exagerado, en México hay muchos operadores que conducen sin licencia o cuya vigencia se ha agotado.

Así de fácil y así de complejo puede resultar cumplir con este requisito. La recomendación, evidentemente, es comprobar que cuenta con la documentación y con la experiencia necesarias para confiarle un vehículo.

enrique-vazquez-recurso-confiable
Enrique Vázquez, director general de R-Control.