Con una inversión aproximada de 853 millones de pesos, el Presidente Enrique Peña Nieto entregó en el estado de Tamaulipas el Viaducto Reynosa, así como la  modernización de la carretera Reynosa-Río Bravo y de la Avenida Monterrey.

Mediante la ampliación de cuatro a seis carriles en la carretera Reynosa-Rio Bravo (9 km),  los usuarios podrán recorrerla  en la mitad de tiempo, mientras que con la construcción del Viaducto Reynosa (14km) se mejorará la conectividad y se evitará el paso del tránsito pesado por las calles de Reynosa.

“Con el aumento de infraestructura de la Avenida Monterrey, los usuarios se beneficiarán con la reducción de un tercio en el tiempo de traslado”, afirmó Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes.