En la búsqueda por mejorar las condiciones de salud de sus poblaciones, diversos gobiernos han volteado a ver al Gas Natural Vehicular (GNV) como una opción viable y económica ya que los vehículos que funcionan con este combustible son capaces de disminuir las emisiones de CO2, de Nox y de partículas suspendidas.

Sin embargo, a pesar de innumerables ventajas que este combustible alterno puede ofrecer, la falta de infraestructura en su distribución, principalmente, ha frenado su detonación en nuestro país, concluyeron armadoras de vehículos pesados en el evento AltFuels México 2017.

Durante un panel en ocasión del foro, representantes de las empresas: Dina, Hyundai Camiones y Autobuses, Mercedes-Benz Autobuses, Masa y Scania señalaron que hace falta trabajar con las autoridades para masificar el uso del GNV, y apoyar al sector y a los transportistas.

Carlos Vela, Gerente de Ingeniería de Ventas de Dina, informó que la tecnología a diesel, es un eslabón dentro de un proceso de evolución que poco a poco va quedando rebasado, generando la necesidad de utilizar nuevos combustibles que permitan bajar los niveles de contaminación.

Detalló que desde 2011, DINA ha comercializado un total de 1,815 autobuses a Gas Natural, con un portafolio de productos que va desde vehículos de 8 metros, como el Runner, hasta 18 metros de longitud con su modelo Brighter, gozando de gran aceptación en diferentes corredores de transporte en todo el territorio nacional.

Enrique Enrich, Director General de Scania, manifestó que este combustible logra combinar dos aspectos muy relevantes: la economía y el control de las emisiones contaminantes. “A nivel mundial, el GNV es el que tiene el menor costo de operación, además de que es seguro”.

Ambos coincidieron en que utilizar gas natural:

* Es seguro: al ser más ligero que el aire, en caso de fuga se eleva y dispersa. No es tóxico, y los equipos que se emplean para su uso están certificados con normas nacionales e internacionales
* Limpio: El GNV reduce hasta un 70% la emisión de gases de efecto invernadero, y minimiza las emisiones de PM y Nox.
* Es rentable: Al ser más barato que el diésel, garantiza una disminución en el costo de operación de los transportistas. Además, por su naturaleza, el GNV es díficil de ordeñar.
* Es confiable: Ya que la mayoría de los componentes de un vehículo nacido a GNV se comparten con la estructura de los vehículos a diesel, o convencionales. Además, el soporte posventa es de gran relevancia para las empresas hoy en día, con lo cual, la solución de prácticamente cualquier desperfecto está garantizada.

En tanto, Pedro Salas, Director de Mercadotecnia de Hyundai Camiones y Autobuses México, señaló que la mala calidad del aire en la Ciudad de México generará costos por más de 20,000 mdp en los próximos dos años, por concepto de 3.1 millones de consultas médicas por contaminación generando daños severos en más de 100,000 habitantes.

Representantes de empresas armadoras, concluyeron el ciclo de conferencias temáticas de AltFuels México 2017.

Datos clave:
* Según estimaciones de la Asociación Mexicana de Gas Natural, en México solo 2,800 unidades nacieron con tecnología a GNV, pese a tener un parque vehicular de 33 millones de autos circulando.
* En México hay 19 estaciones de servicio o plantas de distribución de Gas Natural, en nueve estados de la República, con más de 8,000 vehículos convertidos.
* Adoptar la tecnología del GNV tiene un retorno de inversión inferior a los dos años, que depende de la cantidad de kilómetros recorridos y genera un ahorro de aproximadamente 380 mil pesos anuales.

La exposición, continuará mañana 7 de abril en el WTC de la CDMX en un horario de 11:00 a 19:00 hrs. La entrada es gratuita.