El proyecto de Norma 087 (PROY NOM-087-SCT-2-2017), que establece las directrices para regular los tiempos de conducción y pausa para los conductores del Servicio de Autotransporte Federal, está en consulta pública y se prevé que en próximos meses entre en vigor.

Esta disposición establece tanto límites máximos de conducción e incorpora una Bitácora de Horas de Servicio, en formato impreso o electrónico, con la información diaria del tiempo que los operadores pasan al volante y sus periodos de descanso. Por ejemplo, para el caso de autotransporte de carga, señala en el inciso 4.6 a): “En viajes que impliquen una conducción máxima de 14 horas, el conductor debe tener una pausa no menor a 8 horas“.

De acuerdo con la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), esta normativa es necesaria, pero se requiere una serie de medidas para dar cumplimiento y no dejarla solo en el papel.

“Ya está el papel, pero hace falta crear las condiciones para que se cumpla. No es suficiente con que esté la Norma ni que esté la obligación de portar la Bitácora, ¿qué necesitamos? Que se cumpla”, señala Refugio Muñoz, Vicepresidente Ejecutivo de la CANACAR, en entrevista para TyT.

El directivo subraya que no hay peor norma que la que no se pueda cumplir, por lo que enumera lo que se requiere para que la implementación de esta disposición realmente sea viable en el autotransporte de carga:

  1. Una amplia campaña de difusión, capacitación para que se conozca y se cumpla bajo un espíritu de corresponsabilidad entre los usuarios (generadores de carga) y los prestadores de servicio. “No solamente se debe hacer responsable al transportista y a su conductor de cumplirla, hay que involucrar también a los usuarios del servicio, ellos al final también están interesados en la seguridad”. 
  2. Revisión de los sistemas logísticos entre el transportista y los usuarios para hacer más eficientes los procesos de carga y descarga, y reducir al mínimo los tiempos de espera.
  3. Adecuar las rutas de origen-destino para planearlas en función del cumplimiento de la Norma.
  4. Como no todo el parque vehicular que circula en la red carretera nacional puede incorporar una Bitácora en formato digital por limitantes técnicas, se debe impulsar la implementación de un sistema electrónico. “Ya existen los sistemas de telemetría que nos pueden ayudar mucho en ese sentido para que la bitácora no sea manipulada”.
  5. Generar la infraestructura para que los conductores tengan lugares apropiados y seguros dónde hacer las pausas que la propia Norma establece. “Para nosotros es muy importante trabajar con el Gobierno y los usuarios en una red de paradores seguros y certificados”. 
  6. SEDENA, SCT y Policía Federal deben ser más ágiles e incorporar sistemas tecnológicos en zonas de inspección. “Existen puntos de revisión donde el camión llega a estar detenido hasta 6 u 8 horas en los puntos de control”.
  7. La autoridad debe trabajar en un protocolo para una respuesta rápida en caso de una amenaza para bloquear alguna carretera. “Hay que impedir que se bloqueen las vías, sino, ahí se van a ir las cinco horas o más de conducción”. 
  8. Se debe desarrollar un sistema de información en tiempo real sobre el estado que guardan las carreteras en el que esté involucrada la Policía Federal para que informe sobre accidentes, derrumbes o situaciones climáticas adversas, y en función de eso establecer vías alternas de circulación.