Cada empresa tiene su propia estructura de costos. Llevar una registro puntual y detallado de todo lo que implica trasladar mercancías entre origen y destino es quizá la ventaja que ofrecen las buenas prácticas en cuestión de rentabilidad.

En este sentido, el consumo de combustible suele ser el principal costo de una flota. Si bien no es un gasto homogéneo, la cifra oscila entre el 27 y 30% de las entradas totales de una empresa de transporte.

Por otro lado, a lo largo de los años, la rentabilidad del autotransporte se ha visto mermada: entre el alza de precio a los combustibles, el tipo de cambio y la férrea competencia en el mercado, este margen se ha reducido.

De esta manera, buscar opciones, soluciones, o tecnologías que contribuyan al ahorro es uno de los principales retos a los que se enfrenta el sector. Y para conocer qué ha hecho una de las empresas de autotransporte más importantes del país, platicamos con Jorge Almanza, Director General de Transportes Tresguerras, y esto fue lo que nos contó.

Hace unos meses, el vehículo Kenworth T680 modelos 2016, marcado con el número económico 280, fue equipado con dos dispositivos que ayudarían a mejorar su desempeño: el calibrador de llantas VIGIA y el enfriador ecológico VIESA.

Aunque Tresguerras ya tenía parte de su flota con el calibrador, este vehículo fue el primero en contar con ambas tecnologías. El resultado es notable: “Este camión ha presentado ahorros entre el 4.5 y el 5% en el consumo de diesel en las métricas más recientes”, afirma el directivo.

Jorge Almanza explica que si bien esta unidad está en una fase de prueba, los beneficios son claros, inmediatos e innegables, ya que, por un lado, las llantas que circulan siempre a la misma presión tienen mejores prestaciones, entre las que destacan, naturalmente, un mejor consumo de diesel.

Y por el otro, una actividad muy recurrente en la operación es la siguiente: un operador se detiene a descansar, si hace mucho calor, prende el camión para poder usar el aire acondicionado y así lo mantiene durante varios minutos. Eso en una sola parada.

“Con el dispositivo VIESA, el operador ya no necesita echar a andar el camión, porque su sistema de aire lavado opera de forma independiente, y si bien no es un aire acondicionado, sí evita que suba la temperatura en la cabina del operador, de tal manera que ahora ya no hay más ralentí, es decir, no se consume ese combustible ni se gasta el motor”, agrega.

Respecto al calibrador, el director general de Tresguerras considera que otra de sus ventajas es que el operador no tiene que estar revisando la presión de los neumáticos todo el tiempo. Hay conductores, incluso, que consideran que el vehículo frena mejor con esta tecnología. Además, alarga la vida útil de los neumáticos, ya que su desgaste es más regular y su desempeño, mejor.

Jerónimo Herrera Vega es el conductor que opera esta unidad. Él considera que con estos dispositivos su vehículo sí ofrece mejores desempeños, principalmente porque ya no necesita prender el camión para ventilarse y tampoco tiene que hacerse cargo de las llantas todo el tiempo. Aunque eso sí, tiene perfecto conocimiento de qué hacer ante cualquier incidente.

Las expectativas de Tresguerras

En este contexto, si se mira con lupa el desempeño de un vehículo, un ahorro de combustible cercano al 5% puede ser atractivo para cualquier empresario. Si este ahorro significa reducir el porcentaje total del gasto en diesel, la ventaja es indiscutible.

Pero si estos cientos o miles de pesos se multiplican por 1,500 vehículos –flota de Tresguerras–, todo este ahorro se traduce en utilidad. No obstante, es importante precisar que no todos los vehículos de la empresa cuentan con esta tecnología, ya que se encuentra en periodo de prueba y su eventual adopción dependerá de cada uno de sus socios.

Jorge Almanza aclara que tras conocer estos resultados, el Consejo Directivo de la empresa comparte esta información, en la que los beneficios no dejan duda, de tal manera que cada uno de los propietarios de las unidades decidirá si se replica en más camiones.

Y el potencial no es menor, ya que Tresguerras hoy cuenta con más de 4,600 colaboradores: 1,500 operadores de carretera, 600 en reparto y recolección, 120 bodegas, 60 sucursales y presencia prácticamente en todo el país. Durante los últimos años ha contratado a cerca de 200 operadores anualmente.

Para una flota de esta envergadura el beneficio de la tecnología es innegable; sin embargo, las bondades de los productos Mexicolven son para todo empresario que busque mayor eficiencia, productividad y optimización.