La economía mexicana no sufrirá grandes cambios durante este 2016. Analistas y economistas señalan que habrá altibajos y que los indicadores estarán en un continuo vaivén que mantendrá a los mercados globales y nacionales en constante estado de alerta. Sin embargo, el mercado mexicano de vehículos pesados, al igual que la industria automotriz en general, gozará de relativa tranquilidad ante un panorama similar al de 2015.

De acuerdo con los datos divulgados por la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), 2015 cerró con un alza de 9.3% en ventas al menudeo respecto al año previo, aunque el total de 37,826 unidades se encuentra por debajo de otros años como 2012 y 2013, cuando las ventas minoristas fueron de 38,561 y 39,074 vehículos, respectivamente.

No obstante, esta asociación considera que la cifra indica una recuperación después de dos años de caídas, y se espera que en 2016 se mantenga igual.

Respecto al mercado externo, la ANPACT prevé que las estadísticas de 2015 cerrarán con máximos históricos: la exportación de vehículos pesados concluiría arriba de las 154,000 unidades, mientras que la producción superaría las 190,000, máximo histórico. Y 2016 podría dar continuidad a esa tendencia.

En este sentido, Kenworth Mexicana –armadora que cerró 2015 con una participación de mercado del 40.4% en vehículos de carga pesada Clase 8– estima que el mercado se comportará igual que el año pasado, con una demanda muy similar, pero “solo si las condiciones se mantienen, sobre todo la economía norteamericana”, precisó su Director de Ventas para México y Latinoamérica, Luis Reyes.

Para Claudia Gutiérrez Reyes, Directora de Transporte Sustentable de DINA: “Será un año complicado debido a la inestabilidad que genera la paridad cambiaria a la alza y la incertidumbre en las inversiones; sin embargo, 2015 preparó al mercado y se tomaron precauciones que evitarán la caída. El crecimiento será mínimo, pero al menos el mercado se mantendrá”.

A su vez, los directores comerciales de Volvo Trucks y Volvo Buses en el país, Guillermo Carbajal y Moshe Winer, respectivamente, coinciden en que para esta industria: “Se espera un año similar al 2015”, aunque el segundo destaca que para el segmento de autobuses foráneos se trata de “un año malo, ya que ha sido el de menor volumen en los últimos 10 años”.

Próxima entrega: “¿Y la economía?”. Puedes leer el reportaje completo en nuestra edición enero/febrero. Suscríbete en:

revistatyt-febrero2016