Aumentar recursos disponibles para aplicación y verificación del cumplimiento de la regulación, completar y adoptar como asunto prioritario la regulación sobre horas de servicio, introducir estándares de emisiones en la regulación de vehículos importados de segunda mano, así como fundamentar cualquier cambio en los límites de peso  y dimensión en evidencia empírica que permita realizar un análisis costo – beneficio sobre los cambios propuestos, son las cuatro recomendaciones que emitió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en materia de transporte de carga por carretera.

Estos puntos son expuestos a partir del estudio “Revisión de la regulación del transporte de carga”, encabezado por Andrés Blancas, economista de la división política regulatoria de la OCDE, y que abarcan las regulaciones en México relativas al transporte carretero, ferroviario, aéreo y marítimo. Este reporte, que evaluó y resumió algunas problemáticas, fue presentado durante el “Foro Competencia y Regulación – En búsqueda de la eficiencia de los mercados”.

Al respecto, Adrián del Mazo Masa, Director General de Autotransporte Federal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), dio a conocer en este mismo espacio que en el gobierno federal ya se está tomando en cuenta las recomendaciones de la OCDE.

Respecto a contar con evidencia empírica para modificar normas de peso y dimensión, Del Mazo destacó que actualmente está en revisión la NOM012, con la participación de diversos grupos del sector, el Instituto Mexicano del Transporte y la propia OCDE, quienes aportarán información sólida que defina cuáles deben ser los pesos y dimensiones máximas, así como las configuraciones que deben circular en las carreteras federales.

Por otro lado, explicó que particularmente se está trabajando el tema de la capacidad de supervisión, donde están conscientes que deben aumentarla al tiempo que incorporan nuevas tecnologías como parte de la regulación. Citó el caso de la integración de los arcos de pesaje y medición dinámicos, que consisten en una estación colocada en vías federales, donde al pasar la unidad el sistema arroja datos como peso por eje, peso bruto vehicular, la dimensión y una fotografía de la placa delantera y trasera.

Por otra parte, reconoció que la SCT, mediante el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Transporte Terrestre, discute la norma donde se fijarán los tiempos de conducción óptimos y los tiempos de descanso, tal como también recomendó la OCDE.

Asimismo, dio a conocer que están trabajando de la mano con la Secretaría de Economía para determinar los estándares de emisiones para vehículos importados de segunda mano.

El funcionario federal aclaró que en la SCT, su titular Gerardo Ruiz Esparza, dio la instrucción de tomar en cuanta al sector en cualquier cambio normativo, por lo que han procurado mantenerse cerca de las principales cámaras y asociaciones empresariales para enriquecer cualquier propuesta.

Finalmente, pidió a los gobiernos locales no emitir regulaciones en el autotransporte federal que, además de sobrerregular al sector, pueden incrementar los costos para el autotransporte de bienes y personas; dijo que la SCT está discutir las disposiciones que gobiernos estatales y municipales quieran implementar.