“¡Verde, verde, verde!”… fue la señal que puso en marcha los motores de los gigantes del asfalto para dar inicio a la última contienda de la edición 2016 de la Súper Copa Telcel, evento en el que la emoción, adrenalina y velocidad se apoderaron de las gradas del Autódromo Hermanos Rodríguez en la Ciudad de México.

Como ya es costumbre, la categoría de los tractocamiones Freightliner es una de las más esperadas por los seguidores del deporte motor, quienes no dudaron en fotografiar la salida de los vehículos encabezados por el nuevo Pace Truck y mantenerse al filo de la butaca durante las 22 vueltas de los M2.

Conscientes de la expectativa despertada por su participación en el máximo recinto del automovilismo en México y dando continuidad a la inercia de emoción que ha despertado este deporte durante las últimas semanas en la gran urbe, los pilotos de los tractos se entregaron al volante de sus vehículos para saciar el hambre de adrenalina del respetable.

El regiomontano Abraham Calderón de la escudería Telcel, Homero Richards, tripulante del Zapata Racing Team y Michel Jourdain Jr., piloto del vehículo patrocinado por Axalta, encabezaron la parrilla de salida, posiciones que defendieron con acelerador a fondo, defensa a defensa y férrea voluntad de conquistar el podio. No obstante, la unidad le jugó una mala pasada a Jourdain, obligándolo a salir unos minutos de la pista y relegándolo así hasta la décima posición.

La delantera siguió disputándose entre Calderón y Richards, batalla a la que también se unió el tripulante del tracto número 15, Rubén Pardo, quien supo capitalizar las fallas de la máquina de Antonio Pérez, quien tras arrancar en cuarto, se rezagó quedando fuera de cualquier posibilidad de pisar el podio.

Las emociones se mantuvieron a lo largo de toda la carrera, pues justo cuatro vueltas antes del final, una bandera roja paró en seco el entusiasmo de los punteros, la razón, un contacto entre el tracto número siete de la más joven de la competencia, María José Rodríguez Gaña, quien fue a dar directamente sobre la unidad de la piloto hidrocálida, Gisela Ponce.

Tras el percance, Rodríguez Gaña perdió la cuarta posición que ostentaba durante las vueltas previas, dejando así la contienda sin representación femenina, pues ambas participantes quedaron fuera de la competencia.

La última vuelta despertó la emoción de la escudería anfitriona: Zapata Racing Team, pues su piloto Homero Richards apareció a la delantera, no obstante, el joven debutante en la categoría, Abraham Calderón, tuvo la última palabra y retomo la punta para ser el primero en ver ondear la de cuadros y ubicarse como el triunfador indiscutible de la temporada.

El saldo de estas 22 vueltas de alarido para los espectadores, fue el podio para Abraham Calderón, Homero Richards y Rubén Pardo. Mientras que en las gradas, el público agradeció el festín ofrecido por los pilotos que puso las emociones al límite.

En tanto, el equipo de Freightliner, encabezado por Stefan Kürschner, presidente y director general de Daimler Vehículos Comerciales México, quedó muy satisfecho con su participación en el serial, pues por segundo año consecutivo, se convirtió en el escaparate ideal para unir a sus clientes, concesionarios, proveedores, colaboradores y amigos; demostrando así la versatilidad y dinamismo de la marca.

Aquí, más detalles:

Sobre 

Comunicóloga especializada en redacción y publicidad para medios impresos con Máster en Comunicación y Periodismo. Reportera en la revista Transportes y Turismo.