Volvo Buses y Nanyang Technological University (NTU) en Singapur firmaron un acuerdo de cooperación en un programa de investigación y desarrollo para autobuses eléctricos autónomos.

El programa forma parte de la iniciativa de la Autoridad de Transporte Terrestre de Singapur de crear nuevas soluciones para el transporte público sostenible del futuro.

La autoridad de Transporte en Singapur (LTA, por sus siglas en inglés) es reconocida por su enfoque en el transporte público y el despliegue de vehículos autónomos en un esfuerzo por crear un entorno urbano sostenible. Singapur anunció que los autobuses autónomos se desplegarán en varias áreas del país para 2022.

Para Volvo esta será la primera aplicación autónoma en transporte público. Volvo ya ha demostrado la tecnología autónoma en operaciones de extracción de minas, canteras y desechos.

“Vemos un interés cada vez mayor en vehículos autónomos y eléctricos en ciudades de todo el mundo. Junto con NTU, una de las principales universidades tecnológicas del mundo, ahora tenemos la posibilidad de probar varias soluciones en condiciones realistas en una ciudad importante que tiene grandes ambiciones para su transporte público “, dijo Håkan Agnevall, presidente de Volvo Buses.

“Consideramos a Singapur y NTU como socios excelentes para Volvo, ofreciendo un entorno propicio y un ecosistema completo de investigación, desarrollo e implementación de nuevas soluciones. La tecnología desarrollada en Singapur puede contribuir a futuras aplicaciones autónomas de Volvo Buses”, agregó.

La base del programa consiste en dos autobuses eléctricos Volvo 7900 totalmente eléctricos de 12 metros, del mismo tipo que Volvo Buses ya entrega hoy. Volvo y NTU construirán la solución de conducción autónoma en la plataforma de Volvo.

Uno de los autobuses eléctricos autónomos en el programa se utilizará en la nueva instalación avanzada de prueba de Singapur para vehículos autónomos, CETRAN, que se inauguró en noviembre de 2017. Aquí, los investigadores de la NTU podrán probar nuevas funcionalidades y estudiar cómo el autobús interactúa con otros usuarios de la carretera en diversas condiciones.

El segundo autobús se usará para pruebas en el depósito de autobuses en asociación con el operador de transporte público SMRT. El objetivo es que los autobuses autónomos del mañana sean capaces de cargar sus baterías, conducir a través de los depósitos hasta el vehículo de lavado y estacionar, de manera totalmente autónoma.

El presidente de NTU, Subra Suresh, dijo que las conexiones industria-académicas son clave para nutrir un entorno que promueve la innovación, la excelencia en la investigación y el cambio tecnológico para un futuro mejor.

“NTU se enorgullece de sus fuertes conexiones con la industria, y esta asociación con Volvo allanará el camino para futuras soluciones de movilidad desarrollando y probando autobuses autónomos aquí en el campus. Estas soluciones fortalecerán aún más la visión de Singapur de adoptar tecnologías de vehículos autónomos y mejorar el transporte público “.

“Nuestros autobuses eléctricos ya hacen posible que las ciudades mejoren la calidad del aire y reduzcan los niveles de ruido. Con nuestro enfoque de sistema a la electromovilidad, además, abrimos nuevas formas de planificación urbana. Al desarrollar soluciones autónomas para el transporte público, realmente podemos aprovechar la experiencia del Grupo Volvo en este campo de tecnología en rápido desarrollo “, dijo Håkan Agnevall.

El programa cooperativo entre Volvo Buses y NTU ya está en marcha y tendrá una duración inicial de dos años. Los autobuses eléctricos autónomos desarrollados conjuntamente llegarán a Singapur a principios de 2019.