Con una cifra cercana a los 495,000 unidades, Volkswagen Vehículos Comerciales reportó una producción récord en 2017, misma que de acuerdo con el Dr. Josef Baumert, miembro del Consejo de Administración responsable de Producción y Logística, obedece a las plantas altamente eficientes con la que cuenta la armadora y a una plantilla de colaboradores motivados.

Previo a este año, 2016 era recordado como el mejor para la producción de vehículos de la marca. No obstante, la cifra conseguida en este 2017 reportó un incremento del 3.8% con respecto a lo conseguido previamente.

“La cifra que ronda los 495,000 vehículos fabricados se debe en gran medida a la mejora de las condiciones laborales para nuestra fuerza de trabajo y al aumento de la automatización, factores que están elevando visiblemente la producción y la logística”, precisó Baumert.

Este nuevo récord, dijo, también es resultado de procesos de fabricación continuamente optimizados en todos los sitios de producción de VW Vehículos Comerciales. Como muestra de ello, la planta de Września fue nombrada recientemente como la Fábrica del Año 2017 en Polonia.

A pesar del aumento del nivel de producción, el impacto en el ambiente derivado de la fabricación de vehículos se redujo en el período comprendido entre 2010 y finales de junio de 2017 en casi un 45% en Hannover y, en todas las fábricas, en un 38%, agregó.

Se registró un aumento considerable en la producción de vehículos como la Serie T, el Caddy y el Amarok.

En 2017 se produjeron 208,427 vehículos de la Serie T, el mayor número producido durante 44 años. En comparación con el año récord anterior, la nueva cifra representa un crecimiento del 4.5 por ciento.

También hubo un crecimiento considerable en la producción de Caddy. En 2017, la planta de Poznań fabricó 164,668 vehículos, la cifra más alta desde que se estableció Volkswagen en dicha localidad en 1993.

Otro de los vehículos que registró un claro aumento en los números de producción en 2017 fue el Amarok, con un total de 81,177 unidades fabricadas, cifra que equivale a un incremento del 28% con respecto al año anterior. El 52% fue producido en Hannover, el 17% en Pacheco, Argentina y, alrededor de 1% en Quito, Ecuador.