Tras haber puesto en marcha su primera distribuidora Mazda en el municipio mexiquense de Tlalnepantla, 11 años después, Grupo Zapata llevó a cabo la inauguración de la séptima de su lista ubicada en Cuautitlán Izcalli, Estado de México.

Sobre la Autopista México-Querétaro, justo en el kilómetro 38.5, se erigen estas nuevas instalaciones de la armadora japonesa.

Con un toque de distinción y elegancia a cargo de estructuras de cristal en combinación con madera, la sede refleja el valor premium que caracteriza a Mazda, permitiendo que sus clientes se adentren en toda una experiencia de servicio y confort desde el momento de ingresar a la distribuidora, comentó José Arturo Zapata, Presidente del Consejo de Administración de Grupo Zapata, responsable de presidir la ceremonia de inauguración.

El directivo expresó que esta década de camino andado ha sido complicado por momentos, pero con grandes logros, todo con la consigna de “tener a los clientes más satisfechos del mundo automotor en México”.

Por su lado, Miguel Barbeyto, Presidente de Mazda México, agradeció a Grupo Zapata la confianza y credibilidad que ha tenido por la marca desde su llegada a México hace prácticamente 12 años, convirtiéndose así en uno de los primeros en comercializar sus vehículos en territorio nacional.

Añadió que a lo largo de estos años, la firma que preside ha colocado en México alrededor de 360,000 unidades y es fuente de empleo para 10,000 personas, números que los mantienen ciertos de ir por el camino correcto y confiados en que “Mazda llegó para quedarse”, detalló.

 

Sobre 

Comunicóloga especializada en redacción y publicidad para medios impresos con Máster en Comunicación y Periodismo. Reportera en la revista Transportes y Turismo.