Con una producción actual de 200 camiones al día y capacidad para ensamblar 280 en un solo turno, la Planta de Navistar en Escobedo, Nuevo León, es responsable de cerca del 50% de la producción de las unidades que la marca comercializa en el mundo, y representa uno de los grandes orgullos de la compañía en México.

La operación de esta factoría se desarrolla mediante una estructura tipo herradura, en torno a la cual se ubican 106 puertas que sirven para que sus proveedores
descarguen los componentes y materiales necesarios para la fabricación de los vehículos.
 Dicha 
distribución obedece a 
que la planta funciona
bajo el concepto: “Justo
 a tiempo”, el cual propicia que las partes requeridas lleguen en el momento preciso para ser ensambladas sin necesidad de almacenarlas en la factoría.

Los invitamos a dar un recorrido por su línea de producción a través de las siguientes imágenes.

 

 

Sobre 

Comunicóloga especializada en redacción y publicidad para medios impresos con Máster en Comunicación y Periodismo. Reportera en la revista Transportes y Turismo.