Luego de 14 años, llega el relevo en la presidencia de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), y será en la persona de Alex Theissen, también director de Desarrollo Técnico y Abastecimiento en FEMSA Logística.

El experto en temas de transporte de la firma hermana de la marca Coca Cola y Oxxo, reemplaza a Javier Altamirano, de Grupo Peñoles, quién estuvo al frente del organismo por 14 años.

Luego de un difícil 2013 para la ANTP, organización que cuenta entre sus agremiados a empresas como Sabritas, Jumex, Bimbo, Cemex, pues luego de una serie de accidentes en los que se vieron involucrados tractocamiones con doble remolque, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) decidió adelantar la eliminación de un artículo transitorio en la ley que permitía carga mayor peso a este tipo de vehículos que utilizan principalmente los afiliados de la ANTP.

La SCT llevó la resolución del peso y las dimensiones a un panel de expertos académicos de instituciones como el ITESM, el Centro Mario Molina, la UNAM y el IPN, cuestionado en su conocimiento en temas del transporte por Altamirano.

El grupo de académicos emitió a finales del 2013 22 recomendaciones a la NOM-012, entre ellas, emitir licencias especiales para los conductores de fulles, las cuales se obtendrían mediante un proceso de acreditación de experiencia y de capacidades llevado en centros especializados y certificados.

Reducir la vigencia de las licencias de manejo, de cinco a dos años en general y de tres a uno en fulles y en el transporte de materiales peligrosos.

Restringir la circulación de fulles a caminos de mayores especificaciones (ejes troncales y autopistas de dos y cuatro carriles denominadas ET y A); limitar permisos de conectividad en carreteras hasta tipo B y recorridos de un máximo de 50 kilómetros, previa justificación por las empresas propietarias de las cargas, así como su circulación en zonas urbanas a los casos estrictamente necesarios.

Theissen, quien fue nombrado por unanimidad, se distingue por ser un defensor a ultranza del uso del full (camiones con doble remolque) como un modo eficiente de transporte.

Según un estudio de FEMSA, elaborado por el mismo Theissen, operar un camión con doble remolque genera un ahorro de 26% respecto de movilizar el mismo volumen de mercancía con camiones de una caja. Al transportar 100,000 toneladas de carga entre la Ciudad de México y Monterrey (898 kilómetros) durante un año, se usarían 33 camiones con doble remolque. Con la medida de la SCT —dice el estudio—, se tendrán que usar 49 camiones que consumirán 38% más combustible, gastarán 29% más en mantenimiento, generarán 24% más en sueldos y pagarán 32% más en peaje. Además, aumentará el daño ambiental.

Theissen ha sido presidente de la Comisión de Transporte de Concamin.

 

 

Sobre 

Director de Desarrollo en Básico.mx
Mi vida es como la vida de un viajero, la memoria de los viajes y la invención poética se mezclan de forma indisoluble con los recuerdos de los buenos sabores.