Consciente de que el factor humano es el que más influye en los accidentes viales, la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), en voz de su presidente, Alex Theissen Long, hace un llamado para regular las horas de manejo y reducir así los riesgos que atentan contra la seguridad en las carreteras.

El líder de la ANTP, señaló que las principales causas que detonan los accidentes son, en primer lugar, la fatiga de los operadores ocasionada por los largos periodos de tiempo que pasan detrás del volante. Otra de las razones es la falta de precaución, la cual se manifiesta a través de conducir las unidades a exceso de velocidad y, en tercer lugar, la falta de capacitación y desconocimiento de las medidas básicas de seguridad que permitan garantizar la integridad de los conductores y de las mercancías bajo su custodia.

Siguiendo ese mismo orden de importancia, Theissen consideró que la fatiga provocada por la falta de regulación en las horas de conducción, es la principal problemática que hay que atacar.

Al respecto, señaló que los operadores de las empresas pertenecientes a la ANTP sí cumplen con un número máximo de horas de conducción. Sin embargo, manifestó que es necesario que esta normativa se extienda a toda la industria del autotransporte. El representante gremial, precisó que la asociación que preside está proponiendo a las autoridades gubernamentales la entrada en vigor de una norma de horas de manejo que permita eliminar riesgos en la operación de las unidades.

Comentó que éste no puede ser un esfuerzo aislado, porque la seguridad en las carreteras es un problema que atañe a toda la industria y a la sociedad en general, de ahí la importancia de compartir su propuesta con otras cámaras y asociaciones del autotransporte, tales como la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) y la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (CONATRAM), lo que favorecerá una aplicación generalizada que incremente la posibilidad de éxito de esta medida.

“Se habla mucho de prohibir configuraciones, de eliminar peso, pero mientras no se incida sobre el factor humano, causa principal de los accidentes, no podremos reducir los índices de siniestralidad”, precisó.

Sobre 

Comunicóloga especializada en redacción y publicidad para medios impresos con Máster en Comunicación y Periodismo. Reportera en la revista Transportes y Turismo.