Por primera vez en la historia, el precio del pasaje del transporte público en esta ciudad bajará de 8 a 7.50 pesos para adultos, incluyendo los vehículos con aire acondicionado, y de 3 a 2.50 para estudiantes y adultos mayores, mientras que para las personas con discapacidad seguirá siendo gratuito, anunció el gobernador Mauricio Vila Dosal.

“Hoy damos este primer gran paso para apoyar la economía familiar, pero la meta a mediano y largo plazo es que los yucatecos tengan un verdadero sistema de movilidad que les permita llegar a sus hogares o trabajos de manera segura, cómoda y puntual”, dijo el mandatario estatal.

Vila Dosal señaló que esta baja de tarifas aplicará en las rutas de las empresas Alianza de Camioneros de Yucatán, Unión de Camioneros de Yucatán, Minis 2000 y Rápidos de Mérida, que han dicho sí a un esquema solidario y representan poco más del 90% de las unidades que circulan en la capital yucateca, al tiempo de invitar a las demás empresas a sumarse a esta medida en apoyo a los ciudadanos.

Tras afirmar que no habrá alza alguna en el costo del servicio en Mérida en 2019, el mandatario aseguró que la baja en la tarifa será posible gracias al cambio en el método de aplicación del apoyo que se otorgaba a los transportistas, ya que antes se daba a las empresas por número de unidades y hoy se otorgará por número de usuarios que utilicen las unidades.

“Quiero felicitar y agradecer la responsabilidad y la solidaridad de estas empresas; ellos, como yo, están convencidos de que hay que hacer las cosas de manera diferente e invito de nuevo a las empresas que, por diferentes motivos, aún no se han sumado a este acuerdo solidario, a que lo hagan y apoyemos todos a los ciudadanos”, dijo.