La firma fabricante de neumáticos, dio a conocer su Campaña Verde, la cual pretende fomentar el cuidado al medio ambiente, difundir las acciones ecológicas por parte de la marca; así como generar conciencia ecológica entre los miembros de la población.

Bridgestone Corporation desarrollará en Japón sus aspiraciones ambientales a largo plazo, las cuales se reúnen en la “Declaración de Misión Ambiental de Bridgestone” cuya aplicación se estipuló a nivel mundial en tres objetivos: Trabajar en armonía con la naturaleza, valorar los recursos naturales y reducir emisiones de CO2.

“One Team, One Planet” (Un Equipo, Un Planeta), este mensaje lo determinó la empresa, del cual se destacan las acciones que implementan para fomentar la protección del entorno, prevenir el calentamiento global y propiciar la cultura hacia el reciclaje, educando a las generaciones presentes y futuras.

Daniel Benveimagen nota 31 oct 2nuti, Presidente y Director General de Bridgestone de México, señaló que: “Somos una compañía que se preocupa y ocupa en dar soluciones que beneficien el medio ambiente, por lo que en este sentido, la Campaña Verde, busca que la sociedad; las empresas, el gobierno, entre otras instituciones, sepan lo que estamos haciendo y sumemos esfuerzos”.

En las  plantas de Cuernavaca y León se recicla el 90% de los materiales que se utilizan en procesos de producción. Estas dos plantas de producción han llevado a cabo acciones que permiten aprovechar de mejor manera los recursos.

Por su parte, las plantas de renovado y de producción de neumáticos cuentan con la certificación de la norma ISO 14001 definida por la Organización Internacional para la Normalización. Ambas plantas cuentan con certificado de Industria Limpia, estipulado por la PROFEPA; mostrando alineación a los requisitos ambientales, según informó la empresa.

Bridgestone está trabajando para lograr, en el año 2020, una sociedad sostenible. Para ello, estableció el objetivo de disminuir las emisiones de CO2 en al menos un 50%, acción alineada al  objetivo global de reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2050; además de utilizar “materiales 100% sostenibles” en la fabricación de sus productos.