La Delegación Jalisco de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR) anunció su primer Torneo Anual de Golf con causa, que destinará apoyo económico a la Casa Hogar “Mi Pequeña Familia” A.C.

Julio Alberto Mora Ulloa, Subdelegado de la CANACAR Jalisco, manifestó que se trata de un esfuerzo conjunto de socios y no socios de la Cámara, y participantes de diversos estados del país que se sumarán a la causa.

El objetivo, dijo, es otorgar a la institución un mínimo de 150,000 pesos, pero todo dependerá de cómo fluya la inscripción al torneo a realizarse el jueves 16 de mayo en el Atlas Country Club.

“Esperamos un mínimo de 80 jugadores, ojalá vengan muchos más, podemos aceptar alrededor de 150”, indicó Mora Ulloa, quien añadió que cuentan con la participación de empresarios procedentes de la Ciudad de México, Monterrey, Tamaulipas, Aguascalientes, Sinaloa y Jalisco.

Por su parte, Edwin González Vázquez, consejero de CANACAR y miembro del comité organizador del evento, destacó que los afiliados a la Cámara en Jalisco están comprometidos con la calidad de sus servicios y la propia ciudadanía. Por ello, precisó, se decidió organizar este torneo “el golf es un deporte generador de negocios y es ideal para la convivencia entre los transportistas y proveedores de la industria; sin embargo, el objetivo final es una causa social, apoyar a una institución”.

Los participantes, quienes recibirán un kit con valor de 2,000 pesos, formarán equipos de tres personas donde competirán en un campo completo de 18 hoyos.

La cuota de inscripción es de 2,300 pesos, y se tendrán retos con premios, además podrían ganar un camión de los patrocinadores, rifas y trofeo para los tres primeros lugares.

Judith de la Vara, encargada de “Mi Pequeña Familia” A.C., explicó que esta casa hogar – ubicada en Sayula, al sur de Jalisco– atiende a menores y jóvenes, brindándoles acompañamiento, cuidados dentro del albergue, comida y sustento, así como terapias con el fin de devolverlos a la sociedad como hombres de bien.

“Se trata de niños en situación de calle, abandono, hijos de presos, hijos de migrantes, son chavos de rancherías o etnias, y actualmente se apoya a 30 niños varones con edades entre los 3 a 21 años de edad”, indicó.