Ante el desabasto de gasolina y diesel que se ha registrado en al menos ocho entidades del país desde el 31 de diciembre, la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (CANACAR) informó que sostendrán mesas de trabajo con Pemex Logística.

Enrique González, Presidente del gremio, indicó que en éstas se propondrá mayor seguridad a los autotanques –de socios afiliados a este organismo– destinados al traslado de hidrocarburos con el fin de agilizar el suministro.

En México, explicó el líder gremial, el 30% de las distribución de hidrocarburos se alcanza a través de autotanques, pero con el cierre parcial de los ductos se ha registrado desabasto en estaciones de servicio, principalmente en Jalisco y Guanajuato.

 

“Estamos proponiéndole a Pemex proporcionar no solo el 30%, sino hasta el 50% del suministro de los combustibles. Que se nos proporcione mayor seguridad en los tramos carreteros donde más sufrimos los robos de hidrocarburos”, urgió.

“Hemos sufrido un incremento muy elevado, de 2017 a 2018, (en el robo) de los autotanques –que normalmente transportan 66,000 litros– por lo que debemos circular con horario restringido o con vigilancia más estricta a través de convoyes, lo que hace más lento su trayecto. Si tuviéramos vigilancia y apoyo durante todo el día, podríamos optimizar el tiempo”, agregó.

 

Otra de las propuestas es coordinar con Pemex los tiempos de carga y descarga de las unidades afiliadas a CANACAR para poder suministrar y aportar una solución.

El desabasto de combustible en distintas entidades del país se registró tras la puesta en marcha de la estrategia de combate al robo de combustibles en ductos de Pemex, anunciada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el 27 de diciembre.

Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Estado de México, Hidalgo y Querétaro son los estados afectados. Los reportes de estaciones de servicio sin combustible también se han extendido a Tamaulipas, Aguascalientes y CDMX.