A un año de haber asumido la presidencia de la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (CANAPAT), Jaime Jaime Delgado manifestó que una de las prioridades de su segundo año de gestión seguirá siendo el combate a las unidades irregulares que circulan por el territorio nacional.

Explicó que esta medida obedece a que los vehículos ilegales ponen en riesgo la seguridad de los pasajeros y frenan el desarrollo del autotransporte de personas en nuestro país. Al respecto, Jaime Jaime manifestó que la Cámara que preside ha estado trabajando en colaboración con la Policía Federal y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a través de 15 reuniones regionales en las que estuvieron involucrados los delegados de la CANAPAT ubicados en las diferentes entidades del país.

Añadió que por medio de estos esfuerzos conjuntos, se realizaron operativos en todo el territorio nacional de abril a diciembre, los cuales dieron como resultado la detención de alrededor de 625 unidades irregulares. El dirigente comentó que tras pagar la multa correspondiente, muchas veces estas unidades vuelven a circular; no obstante, precisó que las revisiones han ayudado a inhibir la presencia de estos vehículos.

“No queremos que dejen de trabajar, sino que se sumen a la formalidad para que operen en el marco de la legalidad, puedan mejorar las condiciones de sus unidades, contribuyan al desarrollo de la economía nacional, ofrezcan prestaciones a sus empleados, se corte la cadena y sobre todo, garanticen la seguridad de los pasajeros que llevan a bordo”. Lo anterior es la postura del organismo que preside acerca de los vehículos irregulares.

Sobre 

Comunicóloga especializada en redacción y publicidad para medios impresos con Máster en Comunicación y Periodismo. Reportera en la revista Transportes y Turismo.