En una época en la que las empresas de autotransporte confieren cada vez más relevancia a la renovación de unidades como una forma de incrementar su productividad y ofrecer un mejor servicio a sus clientes, las entidades financieras de las armadoras de vehículos pesados se convierten en importantes aliadas para mantener un parque vehicular en óptimas condiciones e incrementar su flota sin descapitalizarse.

De acuerdo con Luz Elena Jurado, Directora General de Volvo Financial Services (VFS), antes de solicitar un crédito es fundamental tener un panorama claro y 100% realista de la situación de la empresa, que se analicen las oportunidades con que cuenta, pero sin perder de vista los riesgos que pueden presentarse.

Recomendó que, al momento de acercarse a un organismo financiero, el transportista debe ser muy receptivo a la asesoría y consejos que le brinden. La clave está, dijo, en crecer con mesura y con un plan bien definido que le permita ir dando pasos sólidos.

“No hay que ser conservador, hay que ser realista”, sostuvo. Consideró de gran relevancia presentar información verdadera y dejarse asesorar por los expertos, para juntos encontrar la solución que se ajuste mejor a los requerimientos y condiciones de cada empresa, para que al final, el crédito no termine convirtiéndose en un dolor de cabeza o represente un costo que no pueda solventarse.

Destacó también la necesidad de detenerse a pensar en el “y si”, es decir, “y si no hay diesel, y si me bajan el flete, y si me roban el vehículo…” Hay que considerar los obstáculos que puedan presentarse a lo largo de la vida útil de la unidad para tener una margen de acción en caso de cualquier imprevisto.

En adición a esto, Víctor Calderón, Presidente y Director General de Daimler Financial Services, comentó que, algunos transportistas, evitan el financiamiento pues temen endeudarse. No obstante, explicó que esta herramienta les da la posibilidad de no descapitalizarse al momento de adquirir unidades y guardar su efectivo para utilizarlo en la compra de bienes que sean más difíciles de financiar. Tal es el caso de terrenos, ampliaciones, infraestructura o simplemente, tener la posibilidad de contar con flujo para enfrentar alguna contingencia o darle mayor viabilidad a su operación.

“Si tienen recursos propios inviértanlos en otra cosa, cuentan con varias opciones para financiar los fierros”, apuntó.

Reiteró la importancia de acercarse sin miedo a los distribuidores para que, a través de ellos, puedan tener acceso a la asesoría ofrecida por el brazo financiero. Cada caso es distinto, por lo que obtendrán una solución con base en las necesidades que busquen cubrir.

En tanto, Sergio Arceo, Director General de PACCAR Financial México, precisó que la labor con los asesores es fundamental para conocer a fondo las bondades e implicaciones de cada solución financiera, elegir la más adecuada para promover el crecimiento de las flotas y destinar el efectivo disponible para aprovechar otras oportunidades de negocio.

Sobre 

Comunicóloga especializada en redacción y publicidad para medios impresos con Máster en Comunicación y Periodismo. Reportera en la revista Transportes y Turismo.