La empresa de tecnología y fabricante de llantas inauguró de manera oficial su laboratorio Taraxagum Lab Anklam, en Anklam, Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Alemania, el cual será la base para futuras investigaciones sobre la agricultura y el proceso de extracción del diente de león ruso como fuente alterna de materia prima para el árbol de caucho que se cultiva en los trópicos.

De obtener resultados positivos en las pruebas, Continental tiene planeado introducir la materia prima en su producción en serie dentro de los próximos 10 años, a fin de satisfacer con la planta de caucho de diente de león una proporción cada vez mayor de su demanda de caucho natural.

Respecto a la nueva sede, a solo un año de la ceremonia de colocación de la primera piedra, celebrada en noviembre de 2017, el edificio de 30,000 m2 ya está listo para ser ocupado. En el mediano plazo, alrededor de 20 empleados con experiencia en ciencias agrícolas, química y tecnología de producción y procesos llevarán a cabo labores de investigación sobre el cultivo de las plantas y desarrollarán, instalarán y operarán equipo y maquinaria para procesar el diente de león ruso en el nuevo laboratorio.

Durante la ceremonia de inauguración de estas instalaciones, Nikolai Setzer, integrante del Consejo Ejecutivo de Continental AG y responsable de la división de llantas señaló que son el primer fabricante de neumáticos en el mundo que invierte una cantidad tan significativa en la industrialización del caucho obtenido a partir del diente de león.

“Nosotros vemos al diente de león ruso como una alternativa importante y un complemento del caucho natural convencional de hevea brasiliensis que nos permitiría satisfacer la creciente demanda mundial de manera confiable y compatible con la sustentabilidad ambiental”, dijo.

Además, la inversión en el nuevo laboratorio de investigación representa otro hito tecnológico en el camino hacia la implantación de la iniciativa Vision 2025 que Continental concibió para su negocio de llantas. “Como parte de esta estrategia, hemos invertido más de 2,000 millones de euros en producción, investigación y desarrollo, así como en generación de empleos y nuevos productos en todo el mundo desde 2011. Ahora, Anklam ocupa un lugar destacado en la serie de proyectos singulares que hemos venido desarrollando en Europa, América y Asia”, destacó Setzer.

Por otro lado, Continental informó que el Ministerio de Asuntos Económicos del estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental apoyó este proyecto futurista con 11.6 millones de euros a fin de generar empleos de alta calidad en la zona

“Con la inauguración en Anklam se han sentado bases de investigación y desarrollo en una nueva dimensión y diversidad. Estamos totalmente convencidos de este proyecto, que tiene el potencial para moldear el futuro de la región. El nuevo laboratorio de investigación es un paso importante hacia la creación de fuentes de trabajo orientadas al futuro en la región de Pomerania”, expresó Harry Glawe, Ministro de Economía, Empleo y Salud de Mecklemburgo-Pomerania Occidental.

“Hemos estado trabajando para entender las bases moleculares de la biosíntesis de caucho en la planta de diente de león desde hace muchos años. Entender la biología ahora nos acerca más a la posibilidad de un uso industrial. Con el nuevo laboratorio de pruebas, Continental ha abierto nuevos caminos que hacen altamente visible este concepto de transferencia”, enfatizó Dirk Prüfer, profesor de Biotecnología de Plantas en la Universidad de Münster y Director local del Instituto Fraunhofer para Biología Molecular y Ecología Aplicada IME, campus Münster.

Desde 2011, Continental ha realizado investigaciones orientadas a reemplazar el caucho natural de los trópicos con plantas que puedan cultivarse en climas moderados. El primer ejemplar de una llanta de invierno de calidad premium con una banda de rodadura producida exclusivamente con caucho de diente de león debutó en las carreteras en 2014. Posteriormente, en IAA 2016, le siguió la primera llanta de camión con banda de rodadura hecha de Taraxagum.