De acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC), la carretera México-Veracruz, que incluye el tránsito por Puebla, es considerada una de las que registran un mayor índice de inseguridad por los asaltos, especialmente a unidades de carga. 

Ante este escenario constante de robos, Fábrica de Jabón La Corona ha implementado una estrategia para custodiar sus vehículos de carga en las zonas más peligrosas, como es el caso de esta vía federal. 

La vigilancia física de sus unidades se hace sobre todo en la México-Puebla, en la que, de acuerdo con la firma de seguridad SensiGuard, los tractocamiones son los vehículos más robados con el 67% del total en el tramo Amozoc-Esperanza. 

Este mismo acompañamiento de sus unidades se hace en un perímetro cercano a su planta ubicada en el municipio mexiquense de Ecatepec, en la que hay al menos una flota de 200 vehículos. Así han logrado reducir sus cifras de asaltos

 

“En la comparativa de la media nacional estamos abajo. Pero de todas maneras sí nos afecta. Tenemos que adaptar horarios y rediseñar las rutas”, comparte Marcelo Casillas, responsable de Recursos Humanos y encargado del Centro de Monitoreo dentro de la empresa.

 

La custodia aplica a todas las unidades a su salida y entrada de la fábrica, y se ha definido horarios para viajar en convoyes. Por ejemplo, para la ruta hacia Acapulco o Puebla ya tienen un horario establecido y acompañamiento. 

 

“Con eso se puede armar un convoy con cierto número de unidades y el vehículo de custodia. Son entre cinco a siete vehículos. Hemos visto que en carretera se suman otros transportistas, quienes distinguen la caravana y se integran para pasar los tramos peligrosos”, añade Casillas.

 

Comparte que los automóviles que custodian los vehículos de carga van moviéndose y cuentan con cromática que los distingue. De esta manera, pueden hacer frente a comandos armados, que pueden viajar hasta en cuatro camionetas con al menos 12 personas armadas.

 

“Nuestros vehículos ligeros van viendo dónde colocarse –en medio, atrás o adelante– dependiendo de la vialidad. Normalmente la ruta ya la conocen, entonces, pueden colocarse al frente del transporte, ver pasar sus unidades de carga y continúan su trayecto. No están en una posición fija porque se vuelven vulnerables. Mientras los escenarios sean menos controlables para la delincuencia es menos probable que te roben un vehículo”, detalla.

 

Por otro lado, la compañía mantiene un equipo de monitoreo dedicado, el cual opera a diario las 24 horas en las instalaciones de su planta en Ecatepec, con el objetivo de vigilar y atender a sus operadores ante un incidente o eventualidad en carretera.

El personal brinda rutas alternativas ante cierres carreteros y atención a los conductores ante descomposturas. Además, trabaja como un centro de atención en caso de un accidente o robo. En caso de algún evento de este tipo, se toman las decisiones dentro de un comité.

 

“Nosotros estamos conjugando tecnología con ser humano. Ya la parte documental está pasando a la historia, ya todo es tecnología. Es precisamente lo que estamos tratando de explotar: tecnología para darle un seguimiento, y aparte trabajamos con empresas externas, que nos dan sus cuentas espejo, que nos prestan un servicio para darle un seguimiento a las unidades”, indica Marcelo Casillas.

 

La plataforma tecnológica de Fábrica de Jabón La Corona cuenta con mapas de las rutas e identifica a los operadores en activo. las unidades en bodegas, cajas, y se va registrando el movimiento de la unidad en tiempo real: qué es lo que va haciendo, en qué lugar hizo descanso, la hora en que llegó a la bodega, si va de regreso, etcétera. En caso de robo y requieran intervención de la Policía Federal, tienen información de quién está a cargo, la ubicación del destacamento y el número directo de celular del agente responsable. 

 

“Aquí vemos paros del motor y asistencias al operador. La plataforma tiene 604 dispositivos en toda la república; tenemos geocercas y georutas. Tenemos alrededor de 800 geocercas, que abarcan destacamentos de Policía Federal, en toda la república, clientes, casetas, nuestros CEDIS, zonas de peligro”, agrega.

“Si llegara a activarse un botón de pánico, se despliega toda la información: operador, a dónde va, su celular, datos básicos de la unidad, unidades cercanas a él, qué destino lleva, coordenadas. Los destacamentos de Policía Federal los marca del más lejano al más cercano”.