Con más de 20 años de trabajo en Cummins, Jorge Machuca enfrenta un nuevo reto en su carrera profesional, situación a la que está acostumbrado, pues desde su llegada a la empresa en 1994, le ha tocado abrirle camino a la potencia y a la generación de energía en varias partes del mundo.

En entrevista para TyT, compartió que, entre sus primeras responsabilidades al llegar a la compañía, estuvo su incursión en el área de ingeniería, en la que tuvo a su cargo la realización de pruebas de campo con las generaciones de motores que estaban próximas a ser presentadas en el mercado mexicano.

Más adelante, pasó a las líneas de ensamble para supervisar la calidad de los procesos. El área de ingeniería de aplicaciones también fue ampliamente explorada por Jorge Machuca, pues de acuerdo con su testimonio, trabajó en el desarrollo de las primeras RAM 3500 de carga que se comercializaron en México. Colaboró también en el diseño de trenes motrices Chrysler, Kenworth, Navistar, Freightliner, DINA, MASA y OISA, así como con fabricantes de Plantas de Generadores. “A lo largo de 12 años efectuamos alrededor de 250 aplicaciones en conjunto con nuestros clientes”, detalló.

Tras acumular varios años de experiencia en el segmento automotor en lo relativo a la producción, calidad y validación del producto, en 2002 encaminó sus pasos hacia el negocio de generación. El reto no era sencillo, pues la producción de electricidad en el país estaba en riesgo por la sequía de aquellos años. Debido a que las presas estaban en sus niveles más bajos, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) licitó un proyecto de generación de energía eléctrica de emergencia en los estados de Veracruz, Jalisco y Zacatecas, este último fue ganado por Cummins, con un plazo de entrega de solo 30 días. A pesar de haber otras dos empresas con esta misma encomienda en distintos puntos del país, esta compañía fue la única que cumplió con la meta en 31 días.

Más adelante vinieron varios proyectos similares, los cuales lo llevaron a recorrer el mundo. Estuvo en Medio Oriente, África, Asia y Europa haciendo crecer el negocio de generación de energía. En aquel entonces, Cummins en México comenzó a incursionar en la renta de máquinas para producir potencia. Empezaron con 30 y, al cabo de dos años ya tenían casi 300, labor en la que el directivo se involucró de lleno.

En 2006 se estableció en Minneapolis, Minnesota, en donde mantuvo su enfoque en la generación de energía, esta vez incluyendo renovables. Su primera encomienda consistió en incrementar la producción de motores de 91 litros a gas natural, los cuales, ensamblados en generadores, llegan a alcanzar el tamaño de un semirremolque. En 2007 cambió de residencia a Inglaterra, en donde estuvo a cargo de la planeación de la producción de dicha plataforma en la planta de Kent, y fungió como responsable global de Marketing e Ingeniería de Aplicaciones referentes al negocio de energía renovable Energy Solution Business (ESB).

Un par de años después regresó a Minneapolis para dar continuidad a la práctica que previamente había adquirido en la renta de equipos para generación de potencia. En esta ocasión, asumió la responsabilidad del negocio de renta a nivel global que entre otros incluía la obligación de producir energía eléctrica para la base de Estados Unidos en Iraq y, posteriormente, en Afganistán, a través del joint venture Berger-Cummins, en el que Jorge fungió como miembro del Consejo de Directores.

Arabia Saudita fue otro de los territorios en los que tuvo que adentrarse para seguir expandiendo el negocio de generación, donde le tocó consolidar otro joint venture: Cummins Olayan Energy (COE).

A la par, se desempeñó como director de la división denominada Costume Application Group, enfocada en el desarrollo de generadores con requerimientos especiales y fue cabeza de los grupos de Ingeniería de Aplicaciones SAE (Sales Application Engineering).

En 2012 recibió una invitación para participar en el proceso de selección de líder de África, la cual rechazó para regresar a México e impulsar la energía renovable en el país y América Central, ya que comenzó a cobrar relevancia el gas natural y la denominada generación verde a través de basura, estiércol y otros elementos. En 2015 aumentó su responsabilidad en esta materia, pues quedó a cargo de toda la región de Hispanoamérica.

Desde entonces hasta hace unos meses, su actividad estuvo concentrada en ese terreno. No obstante, Cummins le tenía deparado un nuevo giro en su carrera profesional, el cual está mucho más dirigido a sus inicios en el segmento de motores de vehículos pesados. “Es un tema que no me es ajeno, pero he utilizado estas semanas para actualizarme en todos los cambios que está enfrentando la industria del autotransporte”, precisó.

Volver a sus inicios

Emocionado por este regreso a los motores automotrices, Jorge Machuca comentó que entre sus primeras acciones destaca la de familiarizarse con todas las áreas a su cargo y hacer un diagnóstico de cada una. Un enfoque que tiene muy claro para su gestión, es el de satisfacer los requerimientos del usuario final, incrementar el soporte que le brindan y asesorarlo en todos los aspectos que requiera para hacer más rentable su operación.

Fortalecer los lazos con sus socios comerciales es otro de los pilares que dan soporte a su estrategia; después de todo, tiene muy claro que los motores requieren vehículos para ponerse en movimiento. El objetivo, dijo, es que las áreas internas, la red de distribuidores propia y la de las armadoras estén bien alineadas para superar las expectativas de sus clientes.

Explicó que, décadas atrás, los transportistas elegían el motor de sus unidades por tradición o por lealtad a determinada marca. No obstante, hoy en día es una decisión de gran relevancia para promover un óptimo consumo de combustible, evitar gastos elevados de mantenimiento y obtener la máxima confiabilidad en cada operación.

Habló también de la integración vertical, tendencia por la que las armadoras están apostando con mayor fuerza. Al respecto, precisó que el transportista cada vez cuenta con más opciones en el mercado. Lo que le toca a Cummins es demostrar las ventajas de su producto, las cuales, desde su perspectiva, se resumen en rendimiento de combustible y soporte postventa.

El foco, sostuvo, debe centrarse en la cercanía con los clientes, tanto con el usuario final de la unidad como con sus aliados comerciales.

Sobre 

Comunicóloga especializada en redacción y publicidad para medios impresos con Máster en Comunicación y Periodismo. Reportera en la revista Transportes y Turismo.