Bajo la NOM-016 de la Comisión Reguladora de Energía, que establece los estándares sobre la calidad de los combustibles, el Gobierno mexicano debe completar el abasto de diesel de Ultra Bajo Azufre (UBA) para el 1 de enero de 2019; no obstante, expertos advierten que esto no se podrá concretar.

De acuerdo con Kent Williamson, Director Ejecutivo de Refinación y Comercialización en América Latina de la consultora londinense IHS Markit, el suministro total en el país de este combustible con contenido de azufre de hasta 15 partes por millón podría lograrse hasta dentro de un año o dos.

“La última meta es conseguirlo a finales de este año, pero no creemos que se cumpla. Nuestro pronóstico es que sea para 2020. Realmente depende de las inversiones en refinerías; pero, todo está en el aire”, dijo en entrevista para TyT.

El experto en materia energética explica que Pemex, que aún controla gran parte de la distribución e infraestructura de los combustibles en el país, está buscando socios extranjeros para invertir en combustible limpio, pero se detuvo por el año electoral y se prevé que se reanude hasta que el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, tome posesión del cargo.

“Esencialmente, para llegar a cualquier lugar y producir suficiente diesel bajo en azufre y de ultra bajo azufre para cubrir el abasto en todo el país, Pemex debe completar varios proyectos”, agrega.

Una opción, advierte Williamson, es que Pemex mantenga sus importaciones, pero es altamente costoso. Por el otro lado, desarrollar proyectos de hidrotratamiento y desulfurización para conseguir que México eleve las cifras de producción de combustibles de calidad internacional.

Ante este panorama, la consultora señala que aún queda como interrogante si el nuevo gobierno mantendrá el gasto en importación o dará una prórroga para completar la distribución nacional.

“Teóricamente, el gobierno tendría que dar dinero para la importación y se alcance el abasto a todo el país, pero no creo que eso pase. Como en los últimos diez años, como ha pasado, es probable que se eche para atrás (la normativa); es por su realidad económica”, agrega.

Por su lado, la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) coincide en que la empresa productiva del Estado no concluirá el abasto de diesel UBA en todas las entidades de la República para enero de 2019.

En un estudio realizado por este organismo, en conjunto con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (CANAPAT), se detectó que al primer semestre de 2018 se contaba con una cobertura del 81% de diesel limpio a nivel nacional.

El análisis abarcó 323 estaciones, de las que identificaron un total de 262 con combustible de menos de 15 partes por millón de azufre y 61 con regular. En 2017, este mismo análisis reportaba un abasto de 71 por ciento.

Para la industria de vehículos de carga y pasaje en México, la disponibilidad de combustible limpio representa un elemento importante para la actualización de unidades más eficientes que cumplan con estándares de emisión EPA 10 y Euro VI.

Además, el esquema de abasto completo de diesel limpio se debería concluir a la par de la entrada en vigor de la NOM-044 de la SEMARNAT, que entrará en vigor el 1 de enero de 2019 y que establece límites más estrictos de emisiones para motores a diesel para vehículos con peso bruto vehicular mayor a 3,857 kilogramos y que requieren de diesel UBA para su funcionamiento.

Los nuevos competidores

IHS Markit reitera que la capacidad de los nuevos competidores para introducir diesel UBA en el país en mayor volumen llevará tiempo, debido a que Pemex mantiene el control de las importaciones y de la mayoría de la infraestructura.

“Solo el 2 o 3% de la gasolina es importada por competidores privados. Y es mayor la cifra para el diesel, porque no va directamente a las estaciones de servicio, sino a la industria. Esto no cambiará hasta que la industria privada construya grandes infraestructuras”, dice Kent Williamson.

El especialista advierte que esto no se logrará de forma inmediata, llevará algunos años que las nuevas marcas cuenten con suficiente capacidad e instalaciones.

“Algunos han comenzado a construirla, como Endaevor y Glencore. Exxon Mobil está invirtiendo en infraestructura y en la transportación en tren a través de Kansas City Southern. En los siguientes meses habrá ductos desde Corpus Christi, Texas, para mayor control de la distribución”, indica.

No obstante, la consultora prevé que los competidores extranjeros sí alcanzarán mayor control de la distribución hasta sitios más aislados, a los que solo Pemex puede llegar hasta ahora.

Para la industria, un panorama incierto

A menos de seis meses de que entre en vigor la actualización sobre emisiones contaminantes de motores nuevos a diesel para vehículos pesados, la ANPACT urgió a que la Comisión Reguladora de Energía, la Comisión de Hidrocarburos y Pemex indiquen el estatus de abasto y qué estaciones en el país ya la ofertan.

“Tenemos 9 años de atraso de las nuevas tecnologías en motores de vehículos pesados debido a la falta de diesel de ultra bajo azufre”, destaca Miguel Elizalde.

Además, el representante de la industria de vehículos pesados plantea al próximo gobierno una estrategia de transición que, entre otros elementos como incentivos diferenciados a transportistas o reducir la importación de vehículos chocolates, atienda el suministro completo de diesel limpio.

“Estamos muy a tiempo de tomar decisiones que impulsen una transición favorable para la industria del autotransporte”, expresó Miguel Elizalde, Presidente Ejecutivo de este organismo.

Al 1 de enero de 2021, explicó, México se unirá a un reducido grupo de países de América Latina que han hecho obligatorias a nivel nacional las tecnologías Euro VI y EPA 13. No obstante, añadió, la implementación de la normativa debe venir acompañada de un plan de renovación de la flota, una estrategia para sacar de circulación vehículos con una antigüedad de casi dos décadas y combustible de alta calidad.