El grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano propuso un punto de acuerdo para exhortar al titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para que las nuevas pipas de combustible del Gobierno federal cumplan con las medidas de seguridad mandatadas en la NOM-012-SCT-2-2017.

Además, se solicita a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) a que se pronuncie respecto a la compra de estos vehículos.  

En la exposición de motivos, el senador Clemente Castañeda Hoeflich destacó que la dependencia emitió un acuerdo que permite que los vehículos –con capacidad de hasta 43,000 litros al servicio de Pemex– cuenten con llantas unitarias o súper sencillas.

Lo anterior, indicó, propicia un régimen de excepción a una Norma Oficial Mexicana –de orden público e interés social–, y provoca un conflicto entre la norma y el acuerdo.

 

“En evidente el incumplimiento a la NOM-012-SCT-2-2017, que autoriza el uso de la llanta súper sencilla o base ancha, exceptuando al transporte de materiales y residuos peligrosos”, se señala en el documento puesto a consideración del Pleno de la Cámara alta.

“Cuando se hicieron pruebas se acordó que no era lo más conveniente (en este tipo de unidades) porque al poncharse una llanta unitaria se quedaría varado el vehículo y no se consideró correcto, ya que cualquiera puede llegar a atracarlos, dañar los vehículos. Si abres la válvula puede ser peligroso y con llantas dobles evitas que se quede varado”.

 

Movimiento Ciudadano urgió a que, en conjunto con los titulares de las Secretarías involucradas en la compra de las pipas rectifiquen y aseguren comprar unidades de transporte que cumplan con las medidas de seguridad previstas y mandatadas en la NOM-012-SCT-2- 2017.