El fabricante ha introducido nuevos dispositivos electrónicos para su modelo insignia T680 para uso en carretera, T880 y el nuevo W990, equipado con los motores PACCAR MX-13 o PACCAR MX-11.

Las actualizaciones del sistema electrónico –que ya entraron en producción– permiten a Kenworth integrar fácilmente nuevas opciones en sus camiones, al mismo tiempo que simplifican el cableado, brindan retroalimentación del sistema de control a los conductores (cambio de señales visuales, por ejemplo) y aprovechan las herramientas de diagnóstico Davie4 para acelerar servicio y reparaciones.

Además, el fabricante ha simplificado el proceso para conectar los controles telemáticos y electrónicos del cuerpo al sistema electrónico del camión al proporcionar una interfaz estándar.

Kenworth es reconocido por equipar sus vehículos con arquitecturas de sistemas eléctricos y electrónicos que maximizan el rendimiento y, al mismo tiempo, proporcionan una mayor capacidad de servicio.

“Siempre nos hemos centrado en ser el líder de la industria en rendimiento de sistemas eléctricos y electrónicos, y estamos nuevamente elevando el nivel con los últimos avances en multiplexado y controles más inteligentes”, indicó Patrick Dean, ingeniero jefe de Kenworth, citado en un comunicado.

Agregó que con los camiones cada vez más inteligentes a través de sistemas informáticos altamente integrados han pasado del cableado tradicional de punto a punto a las redes electrónicas. Esto ha permitido simplificación, reducción del número de cables físicos y una mayor flexibilidad.

Una parte de esta actualización es la introducción de una nueva y avanzada unidad de control electrónico del vehículo. Este módulo de control central es el cerebro del sistema electrónico y tiene una capacidad y velocidad significativamente mayores preparando el escenario para futuras versiones adicionales, incluidas tecnologías avanzadas de asistencia al conductor.

Los clientes de Kenworth de modelos vocacionales que usan motores PACCAR MX notarán una diferencia de inmediato, de acuerdo con la propia marca.

“Con nuestra nueva arquitectura electrónica el cliente obtendrá una funcionalidad adicional de la TDF del motor PACCAR MX, que incluye opciones adicionales para ubicar los controles de la cabina, una mayor flexibilidad del punto de ajuste de la velocidad del motor, interbloqueos inteligentes y programables con otros parámetros de operación del vehículo y una mejor retroalimentación del conductor”, señaló Dean.

Si bien eso puede parecer un avance pequeño, es fundamental para el enfoque de Kenworth en dar prioridad al conductor y brindar un alto grado de flexibilidad.

“Nuestras ofertas electrónicas continúan expandiéndose rápidamente. Para hacer que eso funcione para nuestros clientes, estos sistemas necesitan una arquitectura eléctrica que sea fácilmente adaptable y simplifique sus operaciones”, añadió.