Tras una disminución del 9% en las ventas al mayoreo de vehículos pesados durante el primer semestre de 2018, en comparación con el mismo periodo de 2017, Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), comentó que esta caída demuestra que existe una necesidad real por fortalecer el mercado interno, por lo que destacó la relevancia de aprovechar la transición hacia la nueva administración para replantearse la estrategia más adecuada para lograrlo.

“El cambio de gobierno representa una oportunidad inmejorable para que la futura administración de Andrés Manuel López Obrador acuerde medidas para reactivar el mercado interno”, sostuvo.

Como ya lo ha manifestado en otras ocasiones, la clave para lograr este fortalecimiento se basa en cinco puntos: incentivos verdes para tener una flota más amigable con el ambiente, esquemas atractivos de financiamiento, profesionalización del transportista, marco regulatorio actualizado y supervisión normativa eficaz.