La regularización de los vehículos “chocolate” derivaría en la pérdida de 20 mil empleos en la industria, de manera especial en el área de ventas de las distribuidoras, advirtió Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA). 

“Si se llega a dar una reducción de 30% en las ventas, como lo pronosticamos, podría impactar en un orden de 20 mil empleados, sobre todo en el área de ventas, que tendrían que salir de las concesionarias”, expuso en entrevista con medios de comunicación. 

El representante de los distribuidores de automotores consideró que el recorte de empleos en el sector sería una situación grave, pues se trata de puestos laborales mejor pagados que el promedio en las actividades comerciales.  

“Esto es muy grave, si consideramos que los empleos que se generan en el sector de la distribución de automotores tienen un ingreso bastante considerable, en comparación con otros rubros comerciales. Estamos hablando de un orden de ingresos superiores en 30% o 40% en comparación con el promedio de la actividad comercial”, dijo. 

Sin embargo, descartó que la incorporación del artículo decimoquinto transitorio a la Ley de Ingresos de la Federación tenga como uno de sus efectos el cierre de armadoras o distribuidoras de vehículos nuevos en México. 

“La primera línea de respuesta es una reducción de operaciones, pero no necesariamente, y no creo que lleguemos al extremo de un cierre de distribuidores y mucho menos de armadoras”, aclaró. 

Guillermo Rosales fue uno de los asistentes a la conferencia de prensa, liderada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), en la que se ofreció un análisis de la Ley de Ingresos de la Federación y la miscelánea fiscal, así como sus efectos para el sector privado del país. 

Ante medios de comunicación, Eduardo Solís, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), informó que el martes tuvieron una reunión con los morenitas Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política en el Senado, y Alejandro Armenta Mier, presidente de la Comisión de Hacienda, quienes externaron su rechazo a la regularización de los vehículos “chocolate”. 

“La legalización de los autos chocolate aún no está frenada, pero Monreal nos dio una esperanza muy fuerte, nos dijo ‘yo no estoy de acuerdo con que se incluya’. Lo que nosotros venimos a decir es que Monreal simpatizó mucho con la idea de quitar ese artículo, nos dio mucha esperanza”, dijo. 

Adicional, legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI) pertenecientes a las comisiones unidas de Hacienda y Crédito Público y de Estudios Legislativos del Senado también externaron su desacuerdo con la regularización de vehículos “chocolate”, propuesta integrada a la Ley de Ingresos 2020 y aprobada por la Cámara de Diputados. 

Se espera que la próxima semana, el Pleno del Senado vote si aprueba o no la incorporación del artículo decimoquinto transitorio a la Ley de Ingresos de la Federación, para 2018. 

La industria automotriz en México genera 1.9 millones de empleos en general, de los cuáles 530 mil son empleos directos en la manufactura de unidades ligeras y pesadas. Además representa el 3.9 por ciento del Producto Interno Bruto del país.