biocombustiveis1En los últimos días hemos presentado uno de los combustibles más empleados en el transporte: el gas natural, sin embargo, existe más de una docena de combustibles alternativos que están, ya sea en producción o en fase de desarrollo, listos para ser utilizados en vehículos construidos para ese fin que incorporan avanzada tecnología. El común denominador entre éstos es que se derivan de recursos distintos al petróleo. Su uso generalizado permitirá, en un futuro, reducir la dependencia que tienen los países (sean o no productores) al petróleo. Otra importante ventaja que ofrecen es que son derivados de fuentes renovables y, quizá lo más relevante, producen menor contaminación que la gasolina y el diesel.

Los combustibles alternativos son las diferentes fuentes de energía que se emplean en sustitución de los combustibles fósiles para el desarrollo de las actividades asociadas a estos.

La preocupación por generar combustibles más limpios y eficientes no es nueva, las naciones más influyentes han trabajado en el desarrollo de políticas y tecnologías despertando un gran interés en las grandes flotas (que ya han probado sus beneficios) y en los consumidores en general. El uso de combustibles alternativos y vehículos avanzados en lugar de combustibles y vehículos convencionales, ayuda a los países a reducir el uso del petróleo y las emisiones de los vehículos.

Los ocho mejores combustibles alternativos

Bajo la denominada Energy Policy Act decretada en EE.UU. en 1992 se consideran como combustibles alternativos los siguientes:

  1. Etanol. Alternativa basada en alcohol al fermentar y destilar cosechas como las de maíz, cebada o el trigo. Puede ser mezclado con gasolina para incrementar los niveles de octano y mejorar la calidad de las emisiones.
  2. Gas natural.  Combustible que quema limpio y está disponible ampliamente en muchas partes del mundo a través de instalaciones  que suministran gas natural a las casas y las empresas.
  3. Electricidad. Ésta puede ser usada como un combustible alternativo para los vehículos eléctricos o de celdas de combustible. Los vehículos movidos con electricidad almacenan la energía en baterías que se recargan enchufando el vehículo en una fuente convencional de electricidad. Los vehículos de celdas de combustible se mueven con electricidad que es producida a través de una reacción electroquímica,  que ocurre cuando el hidrógeno y  el oxígeno se combinan.
  4. Hidrógeno. Este combustible puede ser mezclado con gas natural para crear un combustible alternativo para vehículos que usen ciertos tipos de motores de combustión interna.  El hidrógeno también se usa en vehículos de celdas de combustible que se mueven con electricidad  producido por la reacción electroquímica cuando el hidrógeno y el oxígeno se combinan en la celda. La desventaja es su elevado costo.
  5. Propano. También conocido como gas licuado de petróleo, es un subproducto del procesamiento natural del gas natural y la refinación de petróleo. Ampliamente utilizado para cocinar y calentar, el propano es también un combustible alternativo popular para vehículos.
  6. Biodiesel. Este combustible se basa en grasas vegetales y animales, aún aquellas recicladas de restaurantes que las han usado para cocinar. Los motores de vehículos pueden ser convertidos a quema de biodiesel en su forma más pura, y este también puede ser mezclado con diesel y usado en motores no modificados.
  7. Metanol. A éste se le conoce también como alcohol de madera. Es empleado en vehículos flexibles en ese sentido, que están diseñados para usar M85, una mezcla  de 85% de metanol y 15% de gasolina, pero los fabricantes no están produciendo más vehículos  para ser movidos con metanol.
  8. Combustibles  P Serie. Estos combustibles son una mezcla de etanol, líquidos del gas natural y metiltetrahidrofurano, un solvente derivado de biomasa. Los combustibles P Serie son combustibles alternativos claros y de alto octanaje que pueden emplearse en vehículos flexibles.

biodiesel-pump

De esta lista de combustibles seguramente veremos a pocos que realmente demuestren su viabilidad y rentabilidad en el futuro cercano, o quizás atestiguemos el surgimiento de algunos nuevos. Lo cierto es que la industria del transporte a nivel mundial se encuentra realmente comprometida en la generación de tecnologías ambientalmente responsables apoyando las iniciativas planteadas por las naciones más poderosas del mundo.

 

 

Sobre 

Comunicóloga especializada en medios impresos y electrónicos. Colaboradora en la revista Transportes y Turismo.