El sector privado y autoridades federales alistan para el segundo semestre de esta año la norma de tiempos de conducción y pausas para operadores de los servicios de autotransporte federal, que regulará la cantidad de horas al volante y los tiempos de descanso.

Felipe de Javier Peña, Vicepresidente de la Comisión de Transportes de Concamin, informó que la medida ya ha sido aprobada por el Comité de Normatividad, en el que participa la iniciativa privada y autoridades, y deberá pasar ahora a la fase de consulta pública.

“Está por iniciar el periodo de consulta pública, tendremos 60 días todos para mejorar el trabajo que trae el consenso de las cámaras y asociaciones de CONCAMIN con el sector público. Es un buen trabajo que está allí en la norma y pues habrá un periodo que por ley es de consulta pública, en el que todavía podemos trabajar para que tenga absoluta vigencia en el segundo semestre”, detalló.

“Es importantísimo que por primera vez se regule que todo conductor deberá tener una pausa de al menos 30 minutos por rutas de hasta 5 horas de conducción -tratándose de transporte de carga-, y tiempos de descanso obligatorio de 8 horas continuas cuando se hable de rutas de más de 14 horas de conducción. Esto nos lleva al manejo de una bitácora (electrónica) que va a ser muy clave”.

Informó que este proyecto tiene como objetivo evitar que los conductores de vehículos pesados manejen cansados, factor que, de acuerdo con la OCDE, juega un papel importante en los accidentes viales.

Agregó que el monitoreo de las condiciones físicas de los operadores será permanente durante todo el trayecto, por lo que las autoridades podrán verificarlos en cualquier parte de la ruta, cuando antes solamente se podía hacer en centros fijos.

En días recientes, unidades de autotransporte de carga se han visto involucrados en accidentes viales. El más grave se registró el jueves 13 de abril en la Autopista Siglo XXI, Morelia-Lázaro Cárdenas, cuando un autobús de pasajeros y un doble remolque que transportaba combustible se impactaron de frente, con saldo de 29 personas muertas.

En este escenario, las organizaciones que encabezan este sector afirmaron que continúan comprometidos y ocupados por la seguridad de todos los conductores que transitan por estas vialidades y reiteraron que centrarse en una sola configuración de carga no contribuirá a reducir el número de accidentes. El full diferenciado, afirman, tiene características muy especiales que le permiten cumplir las normas de seguridad.

En este sentido, Alex Theissen, Presidente de ANTP, reiteró que han estado ocupados en esta norma de horas de conducción: en proponerla en conjunto, en trabajarla con la autoridad, en intentar que se pueda implementar lo más rápidamente posible e incluir al transporte de pasajeros.

“Nos preocupa también que se ejerza la Norma 012 y nos ocupa mejoras a dicha normativa. Tenemos varios años trabajando activamente en la seguridad vial, unos cuantos, y todo el resto de la sociedad trabajando en una sola configuración y tratando de prohibir una sola configuración con un argumento ilógico, ya que el doble remolque participa con solo el 3% de los accidentes. Nunca se va a resolver un problema de seguridad vial cuando se ataca el 3% del problema y no el otro 97%”, enfatizó.

“Nosotros estamos preocupados y ocupados en mejorar la seguridad vial de lo que nos corresponde, que son las unidades de transporte de carga y en ayudar a los transportistas profesionales que quieran hacer las cosas bien”.