Cummins presentó un sistema eléctrico modular para autobuses urbanos e interurbanos, en el marco de la feria BUSWORLD que se celebra en Esmirna, Turquía.

El sistema es configurable para un vehículo eléctrico de batería completo (BEV, por su sigla en inglés) o un vehículo eléctrico de autonomía extendida (REEV, por su sigla en inglés) que incorpora un motor-generador para combinar la entrega de energía con un paquete de batería.

“La introducción del nuevo sistema de tren motriz eléctrico de Cummins complementa nuestros productos diesel limpios Euro 6, gas natural e híbridos convencionales, ofreciendo la cartera más diversa de la industria, lista para todas las aplicaciones de autobuses sobre la base más ecológica”, expresó Cenk Yavuz, líder del Territorio de Cummins Turquía.

“Nuestra arquitectura eléctrica BEV y REEV fue diseñada para ser totalmente adaptable para los modelos actuales de autobuses diesel. Esto permite a las autoridades de transporte especificar los mismos autobuses que funcionan tan bien para ellos hoy en día con un sistema eléctrico, conservando el beneficio de las flotas. Esto también asegurará una transición tecnológica más rentable para nuestros clientes de autobuses en Turquía”, agregó.

El sistema está estandarizado en un nuevo paquete de baterías Cummins de 74 kWh con más espacio eficiente, lo que permite una integración más sencilla con un formato modular ampliable a ocho baterías y un alcance operativo de hasta 385 kms en una sola carga.

Las baterías diseñadas y fabricadas por Cummins utilizan la tecnología Li-ion para lograr una mayor densidad de energía y una tecnología de control patentada para mantener el estado de carga de la batería por un rango más largo. El motor de tracción de alta eficiencia proporciona un accionamiento directo con aceleración continua sin engranajes y funcionamiento silencioso.

El sistema eléctrico de cero emisiones se puede configurar con cuatro a ocho paquetes de baterías Cummins con una capacidad de almacenamiento de energía de entre 296 y 592 kWh (kilovatios-hora). Esta flexibilidad de instalación significa que el sistema es ideal para cubrir los tamaños de autobuses urbanos más populares que operan en Turquía, con un consumo de energía de 9 Litros/ 100 km (30 mpg).