El consumo de combustible puede representar hasta el 50% de los costos operativos de una empresa de autotransporte, de ahí la importancia de recurrir a herramientas que ofrezcan un mayor control y que garanticen que el presupuesto destinado a este rubro sea empleado únicamente con ese fin, evitando cualquier tipo de desvío.

Ante este panorama, Edenred ofrece una solución que trae consigo beneficios en deducibilidad, seguridad, simplicidad y control para las empresas. Se trata de Ticket Car, tarjeta que reciben los operadores para cargar combustible en 6,000 de las 12,000 estaciones ubicadas a lo largo de todo el territorio nacional.

Alfredo Bernacchi, Director de Marketing & Desarrollo de Negocios, manifestó que, a la fecha, esta solución opera ya en 10 mil flotas a nivel nacional, lo que equivale a 500 mil unidades, de las cuales, más de 50 mil son vehículos de carga tanto de pequeñas y medianas empresas como de las grandes compañías refresqueras, cerveceras, panificadoras y de autotransporte federal.

Explicó que Ticket Car es una tarjeta de prepago que ofrece la posibilidad de configurar candados para que los administradores de las flotas tengan el control total de las unidades que cargan combustible, de quién lo hace, en qué lugar y con qué frecuencia, lo que en consecuencia puede representar un ahorro de hasta el 30 por ciento.

Entre los controles que pueden aplicarse, explicó el directivo, se encuentran los siguientes:

  • Acotar la carga de combustible a la capacidad del tanque de cada unidad.
  • Tanto la tarjeta como el operador cuentan con un nip propio, lo que garantiza que la tarjeta no pueda ser utilizada por alguien más.
  • El gestor de la flota puede determinar los días en que las unidades deben cargar combustible, fuera de las fechas señaladas, el operador no podrá hacer uso de la tarjeta.
  • Adicional al plástico que presenta el operador, se coloca un tag en el parabrisas de la unidad, lo cual garantiza la correlación entre uno y otro.

Bernacchi añadió que, el responsable de cada flota configura estos controles como considere oportuno. También puede solicitar que en caso de que se viole alguno de los candados, se permita la carga de combustible, pero de inmediato se le envía una alerta para estar al tanto de la situación. El objetivo, dijo el entrevistado, es no frenar la operación de la unidad, no obstante, una vez autorizado el pago, la tarjeta se bloquea hasta que el operador se ponga en contacto con su jefe para explicar el motivo de la recarga extraordinaria.

Si ocurre alguna falla en la conectividad del sistema de Edenred en las estaciones de servicio, existe un plan de contingencia que permite que éste siga operando sin contratiempos. La carga de combustible tampoco se interrumpe en caso de que el plástico sufra alguna avería, en esos casos, el procedimiento se hace vía telefónica.

Además, Edenred estableció una alianza con American Express, mediante una tarjeta de esta institución bancaria es posible activar Ticket Car y pagar en un plazo de 39 días. Esta alternativa ha sido muy bien recibida por las micro y pequeñas empresas, señaló el directivo, pues les da un respiro e impide que se interrumpa su operación.

 

Beneficios de Ticket Car

  • Deducibilidad: mediante esta herramienta todos los consumos de combustible son deducibles.
  • Seguridad: el operador no lleva dinero en efectivo y este plástico no puede clonarse.
  • Automatización: esta herramienta permite simplificar procesos administrativos y reduce el margen de error.
  • Control: los candados aplicados garantizan que el presupuesto destinado para combustible solo sea utilizado para eso.

Para mayor información visita este link

Sobre 

Comunicóloga especializada en redacción y publicidad para medios impresos con Máster en Comunicación y Periodismo. Reportera en la revista Transportes y Turismo.