La movilidad urbana inteligente requiere tecnologías de la información así como el uso de datos abiertos para alcanzar la mayor eficiencia en los sistemas de transporte masivo.

Daimler reconoce que esta digitalización ayudará a una nueva etapa de movilidad en las grandes metrópolis. Christian Lessing, Head of IT en el equipo de Mobility Solutions de Daimler Buses, indica que para el fabricante los pilares de su modelo se resumen con el acrónimo CASE: conectividad (Connected), conducción autónoma (Autonomus), compartido (Shared & Services) y eléctrico (Electric).

Advierte que el mundo está cambiando y hay una revolución digital, por lo que el objetivo de la empresa es ser global y sostenible bajo esta plataforma. Se trata de integrar los datos generados por las tecnologías modernas en esquemas sustentables, no solo para un segmento o determinados ciudadanos, sino para la gran mayoría de la sociedad.

De acuerdo con el directivo, la colaboración es clave para detonar modelos creativos y para la implementación de proyectos adecuados en movilidad con todo el desarrollo tecnológico.

“Tenemos una responsabilidad de impulsar estas tecnologías, pero también hay otras responsabilidades. Necesitamos dialogar con gobiernos y ciudades para encontrar soluciones viables. Tiene que ser en conjunto y hay muchos factores involucrados”, detalla en entrevista para TyT.

“La electromovilidad y la conducción autónoma son los temas más complejos, pues no solo implica el producto, sino también infraestructura, sector energético y legislación”.

Lessing afirma que la conectividad ya está aquí, ha dejado de ser un tema del futuro, y se requiere acercarla lo más pronto posible.

“La conectividad es visible, es tecnología, se puede moldear, tenemos varios proyectos avanzando, porque claro que queremos ofrecer varias soluciones en los próximos años. Y no solo la conectividad, sino conectividad a otros servicios”, adelanta.

El reto como fabricantes de equipos originales, advierte, es acercar a los clientes opciones adecuadas. Las diferencias entre ciudades convierten en un negocio completamente distinto los modelos de movilidad. No se requieren los mismos proyectos en Europa, que en India, Brasil o México. Incluso, comenta, es un riesgo que haya tantas soluciones allá afuera y que no se pueda distinguir cuál es la correcta.

“Las ciudades están preocupadas por ello: cuál es la correcta solución, en qué compañía debería confiar, cuál es suficientemente buena. Aquí, en Mercedes, esta es una buena prueba, porque somos uno de los principales jugadores en el mercado, y debemos ser capaces de ofrecer una solución válida, sostenible y realmente funcional para toda la población. Tenemos que hablarnos entre nosotros, necesitamos encontrar las soluciones para los clientes y casi todas las ciudades”, afirma.

Lessing subraya que Daimler es experto en vehicle data, y nadie analiza esta información como la armadora alemana lo hace, pero para implementar nuevos modelos de movilidad se requiere data de terceros. Entonces, la gran pregunta, es cómo integrarla en orden de desarrollar una visión sustentable.

“Primeramente, como nosotros lo hacemos, realmente necesitamos escuchar al cliente. Dedicación al cliente es un punto muy importante. No solo preguntando, sino entendiendo. Saber qué está pasando en el mercado, en los talleres, con los operadores. Así es que lo tratamos de hacer es salir con los clientes en sus ciudades y vivir los puntos medulares, es la primera cosa: entender”, detalla.

“Y como segundo punto, tratar de ser creativo y de mente abierta, e ir reduciendo las ideas y mejorando hasta la implementación”.

 

Finalmente, adelantó que bajo la estrategia CASE hay varios proyectos en Daimler, y que se mantendrán concentrados en su giro del negocio: seguir construyendo los mejores autobuses.