Consciente de la necesidad de establecer sinergias para disminuir los índices de robo, la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR) y la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (ANERPV) firmaron un convenio para promover la prohibición del uso y venta de jammers.

En términos generales, este acuerdo busca establecer un enlace único de recuperación de vehículos, generar inteligencia contra el robo al autotransporte a partir de datos compartidos y consolidar un frente común que gestione acciones legislativas como la sanción del uso de estos inhibidores de señal.

La meta es impulsar esfuerzos para obstaculizar la actuación de los grupos delictivos y permitir que el autotransportes retome el control de las carreteras sin la amenaza constante del crimen.

Como parte de los avances en la legislación del uso de los jammers, Víctor Pérez, presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes de la Cámara de Diputados, presentó la iniciativa que busca restringir la utilización de estos dispositivos.

“Proponemos mayor castigo y prohibición de los inhibidores de señal utilizados por la delincuencia organizada en el robo de mercancías y camiones en carreteras”, precisó.

Sobre 

Comunicóloga especializada en redacción y publicidad para medios impresos con Máster en Comunicación y Periodismo. Reportera en la revista Transportes y Turismo.