Con base en estadísticas oficiales de octubre 2017 al mismo mes de este año hubo más de 14,000 accidentes en carreteras federales, de los cuales en el 17.8% estuvieron involucrados vehículos de carga y en alrededor del 90% su causa fue el factor humano.

Consiente de esta situación y con el objetivo de sumarse a la reducción de accidentes, Daimler Vehículos Comerciales integra de manera estándar en el Nuevo Cascadia los siguientes sistemas de mitigación de colisiones dentro de su paquete Detroit Assurance: asistencia activa de frenado, alerta de abandono de carril, alerta de distancia, alerta de peatones en movimiento y control crucero adaptativo.

“En Daimler la seguridad vial es de vital importancia”, así lo señala Flavio Rivera, Presidente y Director General de Daimler Vehículos Comerciales México (DVCM), eso sí aclara enfáticamente que estos sistemas son muy útiles pero no pueden vencer las leyes de la física “ayudan a prevenir y reducir la posibilidad de un accidente, no eliminan el riesgo y tampoco sustituyen la destreza y capacitación de los operadores”.

Adicional al principal beneficio que es salvar vidas y reducir el impacto en lesiones tanto al operador como a personas en el entorno, estos sistemas han demostrado también ser rentables para los transportistas. Por ejemplo, en Estados Unidos hay empresas que han señalado que con estas tecnologías han reducido significativamente accidentes por alcances o salidas de la carretera pasando de un incidente de tránsito por cada cinco camiones hacia uno en cada 19 y también una reducción en el costo de reparación al pasar de 7000 a 300 USD por incidente.

El sistema de asistencia activa de frenado (ABA por sus siglas en inglés) utiliza un radar para detectar vehículos frontales en un rango de hasta 250 metros. Funciona en tres pasos al identificar una situación de posible colisión: primero emite una alerta óptica en el tablero, posteriormente una alerta óptica, acústica y aplica frenado parcial y finalmente aplica frenado total de emergencia cuando el alcance puede ser inminente.

“El operador siempre tiene el control del vehículo”, destaca Abimael Aranda, Director de Desarrollo de Mercado y Portafolio de Producto de DVCM, por lo que este sistema actúa cuando el conductor se distrae y entonces se convierte en un soporte para su operación, por ejemplo, al escuchar la señal acústica en el segundo paso, mencionado anteriormente, si el operador aplica freno a tope o realiza una maniobra de evasión, el vehículo ejecutará éstas acciones  en lugar de las del sistema de asistencia activa de frenado.

Razón por la cual la capacitación a los operadores de estas unidades es fundamental, en un solo día de entrenamiento y en prácticamente dos semanas de operación, estos sistemas pueden dominarse, aunque claro depende de la experiencia de cada operador, señala Flavio Rivera.

La alerta de abandono de carril funciona al cruzar involuntariamente las líneas marcadas en la carretera sin colocar las direccionales, si sucede esta situación emite una alerta sonora.

Al respecto Flavio Rivera hace un llamado a las autoridades para que hagan su parte en materia de infraestructura carretera, ya que no todo se le puede dejar a la tecnología del vehículo y a la experiencia y capacitación de los operadores, las vías de comunicación juegan un rol clave también para reducir accidentes.

Respecto a la alerta de distancia es activada a partir de los 40 km/hr mediante uso de radar y en caso de que no se mantenga una distancia suficiente con el vehículo de enfrente, emite una señal óptica y acústica.

La alerta de peatones en movimiento permite detectar personas que cruzan al frente de la unidad, siempre está activado hasta una velocidad de 40 km/hr. Si llega a detectar un peatón a menos de esta velocidad en la parte frontal inicia una secuencia de frenado parcial de emergencia.

El control crucero adaptativo permite a los operadores establecer una velocidad de conducción específica, la cual es ajustada automáticamente en caso de que exista un vehículo frontal que circula a menor velocidad. Una vez que la unidad de adelante se aparta del camino o acelera, el camión alcanza la velocidad de manera automática a la cual fue previamente configurada.

Finalmente, tanto Flavio Rivera como Abimael Aranda hacen énfasis en que estos sistemas de mitigación de colisiones no reemplazan la conducción segura de los operadores, por lo que insisten en que la capacitación para los conductores es fundamental.

Luis Vega, Flavio Rivera, Abimael Aranda, Julio Reyes.

Sobre 

Ingeniero en Electrónica y Comunicaciones por el ITESM-CEM con Máster en Dirección de Empresas (MEDEX) por el IPADE.