Originario de León, Guanajuato, desde muy pequeño, Javier Valadez fue testigo del crecimiento que ha ido experimentando el Bajío del país. En aquellos primeros años de vida, no alcanzaba a comprender el desarrollo que estaba gestándose en aquella región, pero gracias a una lección de su padre, siempre tuvo muy claro que el constante movimiento de camiones era señal de que la economía avanzaba por buen camino.

Su primera experiencia laboral llegó de la mano de ProMéxico, organismo en el que inició como practicante para, poco a poco, ir escalando posiciones hasta convertirse en Director de Proyectos de Cooperación Internacional, cargo en el que tuvo la oportunidad de cultivar su interés por la industria automotriz mediante el apoyo al establecimiento de armadoras extranjeras en territorio nacional; tal fue el caso de la japonesa Mazda.

Una noche, actualizando su perfil en LinkedIn, recibió un mensaje que daría un nuevo giro a su trayectoria: una invitación para trabajar en todo el proceso de implementación de la planta de Audi en México. En este cargo asumió la responsabilidad de los asuntos gubernamentales de la compañía, la puesta en marcha de la factoría en Puebla, y la labor de fungir como vocero de la empresa alemana.

Así fue hasta que recibió la invitación para unirse al equipo de LEGO, empresa en la que le fue encomendada la labor de atender los asuntos públicos y gubernamentales en México y Latinoamérica. Además, le dio la oportunidad de representar los intereses de la Industria Mexicana del Juguete en el cuarto de junto en el proceso de negociación comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

Nuevo destino: la industria de vehículos pesados

Desde hace cinco meses, el joven tiene en sus manos el reto de ser el sucesor de Gustavo García, un hombre querido y admirado por la industria del autotransporte en México, quien previo a su salida, le compartió las claves para asumir esta nueva responsabilidad al frente de los asuntos corporativos de la armadora de Mexicali.

Explicó que su labor en este nuevo cargo consiste en que, a través de una visión holística, todas las áreas de la empresa operen sin ningún contratiempo, sobre todo en los aspectos referentes a normativas y regulaciones, desarrollo de nuevos proyectos y acciones para promover la renovación del parque vehicular.

También, dijo, tiene la misión de mantener y reforzar el contacto con la casa matriz en Seattle, a fin de promover una comunicación más eficiente con el resto de la organización.

Primeras acciones

Tras su incorporación a la empresa, aseguró que lo principal es conocer bien todas las áreas que la conforman, familiarizarse con la actualidad de la industria, así como ponerse en contacto con los concesionarios y clientes de la marca. Javier Valadez se asume como el responsable de generar la completa integración entre el equipo de la Ciudad de México y el de Mexicali, conformar una dirección capaz de facilitar la labor de todos y vincular cada necesidad que surja con la persona correcta para solucionarla.

El directivo tiene el propósito de apoyarse en la experiencia del equipo de la armadora, generar confianza en sus grupos de interés y mantenerse muy cerca de los miembros del nuevo Gobierno, a fin de externarles los requerimientos de este sector, encabezados por: la renovación del parque vehicular, el otorgamiento de incentivos verdes para fomentar el uso de tecnologías amigables con el ambiente, y el apoyo para promover la profesionalización de los micro y pequeños empresarios del autotransporte.

 

 

 

Sobre 

Comunicóloga especializada en redacción y publicidad para medios impresos con Máster en Comunicación y Periodismo. Reportera en la revista Transportes y Turismo.