Como parte de su estrategia de negocios, UPS anunció que durante 2017 duplicará el número de sus centros de envío en territorio nacional, al pasar de 60 a por lo menos 110 puntos de servicio. Aminorar costos y acercarse más a las PyMES, son sus objetivos principales.

“Nuestro plan de expansión busca fortalecer la presencia de UPS en México. Con estos nuevos centros, ayudaremos a nuestros clientes a mejorar su rentabilidad y ofreceremos un mejor acceso a una cartera completa de soluciones”, comenta Michael Cuesta, director de mercadotecnia y retail para UPS México.

De acuerdo con Luis Flores, Gerente de Retail de UPS México, el servicio doméstico de la compañía cubre más del 95% de la geografía nacional. Además, consciente de la necesidad de garantizar envíos en tiempo y forma, todos los colaboradores son capacitados, certificados e inspeccionados de forma constante, para garantizar el mejor servicio logístico.

Con los nuevos centros y gracias al impulso del comercio interno en el país, UPS contempla un crecimiento de doble dígito al cierre del año, en línea con su ritmo internautas de los últimos años.

Los centros

A fin de ayudar a los dueños de pequeñas y medianas empresas con sus envíos nacionales e internacionales, UPS buscará posicionarse fuera de las grandes ciudades y colocará los nuevos puntos de atención en regiones con alto potencial de crecimiento, como: Chihuahua, Bajío, Tabasco y Mérida.

Los expertos en sitio asistirán a los usuarios de los sectores minoristas y manufacturero con planes y procesos a la medida de cada necesidad, teniendo a su disposición herramientas en línea que facilitarán la visibilidad en tiempo real de sus paquetes.

Los centros abrirán de lunes a viernes de 9:00 a 19:00 horas, y los sábados de 9:00 a 14:30 horas. Los clientes podrán ubicar los centros de envío más cercanos a través de la opción de geolocalización disponible en www.ups.com.