Volvo Group participó en una demostración de la tecnología Eco-Drive con un Volvo VNL conectado a dos corredores de carga en Carson, California.

Eco-Drive es un sistema prototipo que integra datos de señales de tráfico para proporcionar al operador recomendaciones de velocidad en tiempo real; esto permite mitigar maniobras bruscas de conducción.

Grupo Volvo colaboró ​​estrechamente para demostrar esta tecnología, como parte de su participación en un proyecto de camiones emisión cero y en un esfuerzo coordinado para adaptarse a la demanda cada vez mayor del transporte de mercancías y al mismo tiempo reducir su impacto.

Este proyecto, liderado por el Distrito de Administración de la Calidad del Aire de la Costa Sur, está financiado por el programa California Climate Investments que busca reducir los gases de efecto invernadero (GEI) y el uso de petróleo.

 

“Nos sentimos honrados de involucrar a partes interesadas, tan importantes y diversas para evaluar tecnologías que tienen el potencial de reducir las emisiones y el ruido del tráfico, al tiempo que hacemos que nuestros desplazamientos sean más seguros, menos estresantes y más eficientes en el consumo de combustible”, dijo Aravind Kailas, gerente de Volvo Group.

“La fortaleza de esta asociación con representantes de California ejemplifica la necesidad de colaboración del sector público y privado para hacer realidad los ecosistemas de vehículos conectados”.

 

Más de 80 personas, incluidos funcionarios locales y representantes de la comunidad, asistieron al evento de demostración de Eco-Drive organizado por la ciudad de Carson, y recorrieron las vialidades “conectadas” con el camión Volvo VNL, presenciando de primera mano la aplicación Eco-Drive en tiempo real.

El evento marca el comienzo de un periodo de 12 meses de evaluación de la tecnología y refinamiento de diseño para dos conceptos distintos de Eco-Drive: un asesoramiento visual integrado desarrollado conjuntamente por el Centro de Investigación y Tecnología Ambiental de la Universidad de California en Riverside y el Grupo Volvo; y una respuesta audible basada en teléfonos inteligentes desarrollada por UCR-CERT.

Ambos conceptos de Eco-Drive se evaluarán en arterias cerca de los puertos de la Bahía de San Pedro en el sur de California, y apuntan a reducir las emisiones y el uso de energía para mejorar la salud y la calidad de vida en comunidades afectadas desproporcionadamente por el tráfico de camiones pesados.

“La evaluación de tecnologías de vehículos conectados en entornos del mundo real es una parte esencial del proceso de desarrollo, incluso en esta fase de exploración temprana. La participación de estas partes interesadas ayudará a identificar y superar colectivamente las barreras para implementar y ampliar la tecnología “, dijo Pascal Amar, investigador principal del proyecto en Grupo Volvo.

“Reconocemos que en una sociedad cada vez más digitalizada, se requieren asociaciones para abordar los desafíos técnicos y políticos simultáneamente. Juntos podemos construir un ecosistema de transporte verdaderamente inteligente, que permita que nuestra visión impulse la reducción de emisiones, mejore la seguridad vial y la calidad de vida de las comunidades circundantes”.